Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

miércoles, 1 de julio de 2009

MICHAEL JACKSON_LA SITUACION ECONOMICA ERA OTRO PROBLEMA




Sus problemas financieros lo habían llevado a hipotecar o vender parte de sus activos, que se dice superaban los mil millones. Pensaba salvar su patrimonio con su regreso a los escenarios.

Michael Jackson acumulaba una deuda superior a los 500 millones de dólares y confiaba en su vuelta a los escenarios en julio para superar sus acuciantes problemas financieros, que lo habían llevado a hipotecar o vender gran parte de sus activos. Aunque el Rey del Pop vendió casi 750 millones de discos y en alguna ocasión dijo que durante su carrera musical de cuatro décadas había ganado 700 millones de dólares, sus deudas alcanzaban ya los 500 millones de esa moneda, según informó The Wall Street Journal. El abogado del cantante, Brian Oxman, detalló durante una entrevista televisiva que la cantidad exacta “es algo que Michael siempre mantuvo en privado”, pero “efectivamente era una cifra considerable que estaba gestionando, y lo estaba haciendo bien”. En ese sentido, puso el ejemplo de su catálogo musical, que “es uno de los más valiosos de la industria del entretenimiento, si no el más valioso”.

Oxman precisó que “hace ocho o diez meses Sony/ATV (la joint venture formada por el artista y la compañía Sony) compró éxitos musicales por 400 millones de dólares en efectivo”. La cadena de televisión CNBC aseguró que, en conjunto, el valor de los activos del artista, fallecido el jueves en Los Angeles, podría superar los mil millones de dólares. Sin embargo, durante el juicio que se siguió contra él en 2005 se aseguró que su ritmo de gasto anual superaba en 30 millones de dólares sus ingresos, que cayeron tras las acusaciones de abuso de menores, por sus inversiones en propiedades y la adquisición de animales exóticos y objetos de colección. Al parecer, el cantante había comprometido gran parte de su capital para pedir dinero prestado, como ocurrió con parte del catálogo de las canciones de Los Beatles, que utilizó para respaldar un préstamo de 200 millones de dólares.

El año pasado, el Rey del Pop vendió su famoso rancho Neverland, en Santa Bárbara (California), a una joint venture formada por él mismo y por Colony Capital, que compró la hipoteca de la propiedad por valor de 24 millones de dólares, para evitar que tuviera que declararse en bancarrota. Colony Capital pretendía venderlo por hasta 90 millones de dólares después de reformarlo y si la carrera de Jackson se relanzaba con su vuelta a los escenarios, tras doce años de ausencia. Según un artículo de la revista Rolling Stone escrito antes de que el cantante ganador de trece Grammy muriera, su vuelta a los escenarios iba a solucionar la mayor parte de estos problemas. “En teoría este tour iba a resolver los problemas de Jackson, ya que hay cálculos de que iba a ganar entre 50 y 100 millones de dólares. Iba a ser una solución rápida, pero desafortunadamente nunca lo veremos”, aseguró el coautor de ese artículo, Steve Knopper, en una entrevista televisiva este viernes pasado. “Se encontraba en unas circunstancias financieras bastante complicadas” y estos “lucrativos conciertos definitivamente las habrían aliviado”, consideró Kno-pper. Al anunciarse su regreso, y en cuestión de horas, un millón de personas intentaron conseguir entradas para los diez conciertos programados inicialmente, que pronto se convirtieron en 50. AEG Live, promotora de sus conciertos, y Ti-cketmaster, especializada en la venta de entradas por Internet, vendieron en cuatro horas 750.000 entradas. No hay duda de que Jackson tenía capacidad para seguir generando ingresos: un día después de su muerte, sus recopilatorios fueron los cinco discos más vendidos de iTunes, la mayor tienda electrónica de música.

Con su fallecimiento, los promotores de su regreso tendrán que hacer frente a las pérdidas derivadas de la cancelación de los conciertos en el London O2 Arena en plena temporada alta. Según la CNBC, AEG Live vendió 85 millones de dólares en entradas e invirtió al menos 30 millones en la producción de las actuaciones. Incapaz de encontrar asegurador para todos los conciertos, el director de AEG, Randy Philips, dijo recientemente al Daily Telegraph que la compañía no tenía problema alguno en asegurar ella misma esos conciertos: “Es un riesgo que estamos deseando tomar para poder llevar al Rey del Pop ante sus fans”. Además, insistió en que el cantante había superado rigurosos exámenes médicos durante cinco horas antes de comprometerse a dar esos conciertos. Ahora, según la prensa británica, la compañía podría perder hasta 483 millones de dólares.

Comentarios

MICHAEL JACKSON_LA SITUACION ECONOMICA ERA OTRO PROBLEMA

0 comentarios: