Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

viernes, 24 de julio de 2009

Ahora Spinetta también es Gardel



NO HUBO CEREMONIA DE PREMIACION, PERO SE ANUNCIARON LOS GANADORES

Sin ceremonia por la pandemia de gripe A, Spinetta se llevó el Oro y otras cuatro estatuillas por Un mañana. Pedro Aznar obtuvo tres y los Cadillacs fueron Personalidad del Año.

Por Karina Micheletto

Un premio sin fiesta de entrega, sin alfombra roja y –sobre todo– sin televisación, a esta altura de los tiempos deja de ser un premio, como la industria del entretenimiento manda, para pasar a ser un punto en el currículum de los ganadores. Eso fueron, este año, los Premios Gardel. La gripe A les sirvió tanto a la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas, entidad encargada del galardón, como a Luis Alberto Spinetta, gran ganador de este año, e histórico ausente en este tipo de movidas, para prescindir de la ceremonia de entrega, que años anteriores se desplegó en el Gran Rex o el Luna Park. Así las cosas, la edición de este año dictaminó vía mail que Spinetta es Gardel de Oro, y el ganador de cuatro premios más, seguido por Pedro Aznar, con tres estatuillas. Hubo otras dos menciones especiales: Los Fabulosos Cadillacs son la Personalidad del Año 2008, y Cacho Castaña fue distinguido con el Premio especial a la Trayectoria.

La noticia sorprendió ayer a quienes no estuvieron atentos al mail con el cual Capif anunció, la semana pasada, que pensaba entregar los premios el 27 de julio, pero la emergencia gripal obligaba a la suspensión de la fiesta de premiación. El parate fue total: la cena de gala con la que tradicionalmente se agasaja a los ganadores, unos días después de la entrega de los premios, tampoco se hará este año. Spinetta llegó a sacarse la foto que acompaña esta nota sonriendo con la fila de Gardeles en la tranquilidad de su estudio, ante las cámaras exclusivas de la compañía discográfica. Cosas que pasan cuando la gripe impone su cerco sanitario: mientras muchos lamentan la oportunidad de robar cámara a la entrada del teatro, aunque sea unos segundos, otros a lo mejor agradecen de rebote la pandemia.

El disco Un mañana le dio a Spinetta, además de la satisfacción del premio al Album del Año, y por lo tanto el Gardel de Oro, estatuillas en las categorías de Mejor Album Artista de Rock, Mejor Diseño de Portada, por el trabajo de Alejandro Ros –responsable de muchas de las grandes tapas de discos de rock y pop argentino, y responsable de diseño de este diario– y Mejor Videoclip, por la labor de Eduardo “Dylan” Martí, viejo amigo de Spinetta. Aznar, por su parte, ganó los premios al Mejor Album Artista Masculino Pop, Mejor Producción del Año y Mejor Ingeniería de Grabación.

León Gieco se llevó dos estatuillas por Mejor Album Conceptual(el primer volumen de Gieco querido! Cantando al León) y Mejor Colección de Catálogo (Por partida triple). Los otros ganadores tuvieron estatuillas únicas: Silvina Garré y La Portuaria en Pop, Babasónicos en Grupo de Rock, Juana Molina en una de esas extrañas etiquetas, la de Rock-Pop Alternativo, Fito Páez en otra categoría que le queda algo rara, Mejor Album Canción Testimonial y de Autor. En folklore, los justos ganadores son Liliana Herrero, Peteco Carabajal, Coplanacu, el Dúo Orozco-Barrientos y el ascendente trío femenino Aymama, mientras que en tango ganaron exponentes que cantan desde las líneas menos ortodoxas del género: Celeste Carballo, Daniel Melingo y Rita Cortese, además del Sexteto Mayor como grupo tanguero y Tanghetto en la subcategoría de tango electrónico.

Quedaron en el camino muchos de los 183 artistas nominados, repartidos en las 42 categorías que tiene el premio de la industria discográfica local. A los ganadores, Capif les anunció que los contactará para hacerles llegar sus correspondientes estatuillas. Es de esperar que el mensajero llegue libre de gripe.

Comentarios

Ahora Spinetta también es Gardel

0 comentarios: