Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

viernes, 15 de mayo de 2009

MIKE OLDFIELD_PARTE III










Ommadawn

Ommadawn fue el tercer álbum en solitario de Mike Oldfield. Apareció en el mercado británico en octubre de 1975, siendo criticado y alabado por igual. Sólo el tiempo ha situado este trabajo entre los más maduros de la etapa sinfónica del músico de Reading, y por dos razones: se denota en primer lugar la elaborada producción del álbum, con las cuidadas transiciones sobre y entre melodías de la primera parte de la obra, en las que Oldfield reivindica al estudio de grabación como un instrumento musical más de sus creaciones; y en segundo lugar, por la consolidación de la faceta multiinstrumentista de Oldfield, que en esta obra llegaría a utilizar bajo y guitarra acústica, banjo, bouzouki, bodhrán, guitarra española, bajo y guitarra eléctrica, teclados, glockenspiel, arpa, mandolina, percusiones, piano, espineta, steel guitar, sintetizadores y bajosextos (guitarras de doce cuerdas), además de su propia voz. La obra respira influencias celtas y africanas, y aunque resultaría arriesgado quitar méritos a los enormes esfuerzos llevados a cabo por músicos como Peter Gabriel, se le puede considerar un claro precedente de la llamada World Music. Como curiosidad, se puede destacar que la obra original contiene un tercer corte no especificado en la carátula, una pieza vocal compuesta por Oldfield y William Murray llamada On Horseback. Dicha pieza apareció en un single en diciembre de 1985 como cara B de In Dulci Jubilo, y es el propio Mike quien canta acompañado de un coro infantil.

En definitiva Mike Oldfield ya no era sólo objeto de famas pasajeras, y fue admitido dentro de la élite del rock del momento. Ello se observa en las colaboraciones de músicos veteranos que comenzaron a interesarse por el trabajo del de Reading.

Trabajos previos a Incantations

Aunque todavía no había regresado de la pequeña gira que estaba haciendo para promocionar aquel trabajo, Mike contribuyó en álbumes de otros músicos a los cuales estaba asociado estilística o personalmente. Su toque de guitarra se puede oír en los discos editados en 1975 por David Bedford, Edgar Broughton y Tom Newman.

El impacto de Tubular Bells continuó in crescendo en 1975. En ese año le fue concedido un Premio Grammy a la mejor composición instrumental, y la enorme popularidad que estaban alcanzando las campanas tubulares movió a la empresa que las fabricaba, Premier, a lanzar a la venta una nueva gama de tubos rígidos metálicos. En otro orden de cosas, un lector escribió a la revista Mayfair: "el momento más excitante de mi vida sexual lo alcancé recientemente cuando ambos finalmente llegamos juntos al clímax escuchando el final del Tubular Bells de Mike Oldfield" .

En los años siguientes, el por entonces mundialmente famoso tema de Tubular Bells aparecía en versión discotequera por los Champs Boys, un grupo de músicos de estudio franceses. Eso fue casi todo lo que se escuchó de la música de Mike en una temporada, aunque los fans de los deportes ecuestres oyeran un extracto de Ommadawn como introducción de la retransmisión televisada del Horse Of The Year Show ("El show del caballo del año"). La única novedad de Mike en 1976 fue el single navideño de rigor, Portsmouth, otra canción tradicional arreglada por Oldfield. Llegó al nº 3, un puesto por encima del que había alcanzado In Dulci Jubilo.

Entre 1976 y 1978 Oldfield, debido a los problemas psicológicos que acarreaba desde muy atrás, se recluyó en su casa de Gloucestershire. Allí inició los esfuerzos que acabarían con la publicación de Incantations. En ese impasse de tiempo, Virgin editó el cuádruple álbum Boxed, un set de coleccionista que contenía sus tres álbumes editados hasta entonces y un cuarto disco que contenía singles, colaboraciones especiales en discos de otros artistas, y un extraño tema cantado por el propio Mike y David Bedford llamado Speak (Tho' You Only Say Farewell).

En enero de 1977, Mike hizo su primera aparición en un escenario en dos años y medio, como guitarrista invitado en una presentación en vivo de la suite de David Bedford titulada The Odyssey, basada en la obra de Homero. A ello siguió la edición casi simultánea de dos singles. Uno fue una versión de Rossini, The William Tell Overture y el otro Cuckoo Song, otro arreglo de una canción folk tradicional inglesa. Ninguno tuvo demasiado éxito.

Aunque Mike continuó inactivo el resto del año, sus obras siguieron presentándose en conciertos en vivo. En mayo, Steve Hillage repetía su solo de guitarra con la Scottish Symphony Orchestra en Tubular Bells y Hergest Ridge; seguramente proceda de este concierto la grabación no oficial que se ha dado a conocer de The Orchestral Hergest Ridge. Por aquella época fue anunciado que el primer concierto de Ommadawn en vivo sería dado por el Trinity College de Dublín, con el acompañamiento de la Liffey Light Orchestra.

Incantations

El cuarto álbum original de Mike Oldfield, Incantations, finalmente aparecería a finales de 1978. En los años posteriores a Ommadawn, el rock sinfónico y su grandilocuencia habían perdido interés mundial debido a la llegada del punk rock, mucho más accesible para una juventud que reclamaba ídolos a la altura de sus propias posibilidades personales, y sin nada que ver con las superbandas de genios musicales como Pink Floyd o Genesis. Dentro de su mismo país, el punk impactó negativamente a Mike. Cuando fue preguntado en 1977 por un entrevistador acerca de lo que pensaba de aquella tendencia, contestó: "¿Punk rock? Nunca oí hablar de eso". Tal vez a causa de todo ello, Incantations resultó un tanto fuera de tono. Era el primer doble LP de Oldfield, y consistía en cuatro suites con diferentes movimientos, de nuevo partiendo de sonidos célticos y étnicos a los que se unía una atmósfera legendaria, acrecentada por largos cánticos rituales.

El cambio de atmósfera de Incantations, más hipnótico y rítmico, hizo que llegara a ser menos exitoso que sus predecesores, aunque se mantuvo por un tiempo en el Top 20 en Gran Bretaña. Varias pistas que al final no se incluyeron en Incantations, y porciones de Tubular Bells y Portsmouth, fueron usadas en la banda sonora de The Space Movie, un documental de Tony Palmer para la televisión que celebraba el décimo aniversario del aterrizaje en la luna en julio de 1969 por astronautas estadounidenses. Por esta época, Mike concedió numerosas entrevistas para promover el álbum y hablar de su radical cambio de personalidad, producido principalmente por su asistencia a unos seminarios basados en la exégesis, una forma de terapia creada para mejorar la autoconfianza. Gracias a la exégesis, creyó haber descubierto el lado más positivo de su carácter. En una entrevista de aquella época dijo, literalmente, "he experimentado lo que podría describir como un `renacimiento´, que me ha ayudado a profundizar en mí mismo y en la naturaleza humana. He empezado de nuevo".

Platinum y Exposed

En marzo de 1979, Mike editó un single, Guilty, cuyo sonido se acercaba bastante al de la música de moda. Algunos periodistas detectaron un cierto estilo "disco" en aquella pieza que había grabado con músicos de estudio en Nueva York.

Aunque era ya un maestro incontestable de las grabaciones en estudio, los conciertos en vivo también formaban una parte importante de la vida artística de Mike desde sus inicios. Después de la terapia a la que se sometió a finales de los 70, se sentía preparado para ir de gira con un gran grupo de músicos; ello resultó en la gira Exposed, también conocida como Tubular Shows. La primera gira internacional en la que se embarcó Mike Oldfield tuvo lugar en 1979, casi seis años después del lanzamiento de Tubular Bells. El costoso espectáculo estaba formado por una orquesta y un coro de 50 músicos; llevaban un séquito de 25 roadies y técnicos, y tres tráilers que llevaban todo el equipo. Entre los músicos participantes estuvieron Maddy Prior (poniendo voz a la secuencia incluida en Incantations que lleva como letra el poema de Henry Wadsworth Longfellow, Hiawatha's Song), los guitarristas Phil Beer y Nico Ramsden y Pierre Moerlen y su hermano Benoit Moerlen en la percusión. En el grupo también estaban dos músicos de folk tradicional, Robin Morton y Ringo McDonough, así como miembros del Queen's College Girls Choir. Pero no todo fue música, hubo también un elemento visual aportado por las películas creadas especialmente para este evento por Ian Eames, que se irían proyectando en el fondo del escenario durante las representaciones. La gira comenzó con sendos conciertos en Barcelona (Palacio Municipal, 31 de marzo y 1 de abril de 1979) y Madrid (Palacio de los Deportes, 2 y 3 de abril de 1979), donde Mike Oldfield y su troupe tocaron Incantations y Tubular Bells. Hubo después 11 conciertos en Bélgica, Francia, Holanda y Alemania.

En agosto, Virgin lanzó a la venta Exposed, un doble álbum en vivo grabado durante la gira. En los años posteriores, Mike revelaría que aquella aventura supuso un desastre económico, con un millón de libras esterlinas en deudas, que cubrió en parte con el lanzamiento del disco de la gira, y las finiquitó con el acelerado lanzamiento de Platinum.

Platinum rompió con el patrón de sus cuatro primeros discos, estructurados en largas pistas sin divisiones claras entre sus movimientos. La composición principal, Platinum, está partida en cuatro segmentos, a los que siguen canciones cortas e instrumentales, con un cierto afán experimental y lúdico. Entre ellas estuvieron Punkadiddle, una sátira que ridiculizaba al movimiento punk, y Sally, una canción para la madre de su hija pequeña Molly.

La década terminaba para Mike con la publicación del single de Navidad al que los fans de Mike ya se habían acostumbrado durante los últimos cuatro años: al igual que Portsmouth, Blue Peter fue una adaptación de una canción tradicional, utilizada en este caso como sintonía de un programa infantil del mismo nombre. A pesar de ello, el single de Mike sólo alcanzó el nº 19 de las listas del Reino Unido. Los royalties de Mike por el single Blue Peter fueron donados a la campaña de ayuda a Camboya que lanzó aquel mismo programa infantil.

En la primavera de 1980, Mike formó un grupo de once componentes para otra gira de 40 días por Europa, con un espectáculo en el que tocarían temas de Platinum. Sus miembros incluían al saxofonista Bimbo Acock, el percusionista Pierre Moerlen y la vocalista Wendy Roberts. Ian Eames de nuevo hizo secuencias de película para proyectarlas en el fondo del escenario, entre las que se incluía una imagen del mar con un hidroavión que despegaba y se volvía hacia la cámara. Tales espectáculos en vivo tuvieron como culminación la actuación ante 43.000 personas en el Knebworth Fairy Park Festival el 21 de junio de 1980. Después de su llegada en helicóptero, le tocaba actuar tras The Beach Boys y Lindisfarne; Santana también tocaría aquella noche. La excelente actuación de Mike y sus músicos llamó la atención de un periodista de la revista Record Mirror, que destacó el sonido cristalino que la banda había logrado.
QE2

En armonía con el nuevo énfasis que se le estaba dando a los aspectos más destacables de su obra, editó dos versiones cover como singles en el otoño de 1980. El primero fue Arrival, un tema de ABBA con el que Mike les rindió homenaje. El otro single fue una de esas canciones de tributo, Wonderful Land, una recreación de una canción de 1962 de The Shadows, cuyo líder Hank Marvin sirvió de inspiración a todos los jóvenes guitarristas de la generación de Oldfield. Es realmente irónico que la mayoría de la gente que no conoce la música de Mike piense que es principalmente un teclista; su instrumento preferido (y el que más utiliza) es de hecho la guitarra. En su toque de guitarra se puede distinguir un cierto parecido al estilo de John Renbourn y Bert Jansch, dos multiinstrumentistas acústicos que influyeron desde pequeño en él. Pasaba muchas horas analizando y aprendiendo de su música, y durante este proceso desarrolló una formidable técnica guitarrística. Con la guitarra eléctrica, se puede decir sin lugar a dudas que es lo mejor que ha dado Inglaterra.

Arrival y Wonderful Land aparecieron en QE2, un álbum parecido a Platinum en su estructura y que, en un principio, iba a llamarse Carnival. Esta vez la pista que da título al disco no está en la cara A del disco, sino que aparece al final de la cara B. QE2 fue coproducido y mezclado por el ingeniero David Hentschel, que previamente había trabajado con Genesis. Hentschel contó a un periodista: "siempre me gustó el carácter de Mike. Todas sus ideas sirvieron de refresco a las mías, y creo que las mías también lo fueron para él. Todo era muy divertido, y creo que, si quieres hacer un trabajo que sea realmente bueno, debes divertirte haciéndolo". Los músicos que contribuyeron a la grabación de QE2 incluyeron a Phil Collins (percusión), Rick Fenn (guitarra) y la cantante Maggie Reilly. La vocalista del grupo de soul/rock escocés Cado Belle, Maggie Reilly, llegaría a convertirse en uno de los miembros más importantes del equipo de Mike en los siguientes cinco años. Las críticas hacia QE2 fueron de todo tipo, con algunos de los fans acérrimos de Mike en la prensa diciendo que más que haber presentado nuevas ideas, con aquel disco había marcado el principio de una época. Sin embargo, había fans de Mike que escribían a revistas musicales manifestando haber quedado sorprendidos por la respuesta general de la crítica; uno escribió al Record Mirror para quejarse de los críticos que "no tenían ni idea de su verdadera grandeza. Dentro de 50 años, esta música seguirá escuchándose y gustando a la gente". Las giras se estaban convirtiendo ya en un evento anual; en la de 1981 por Europa, Mike llevó un número más pequeño de músicos, cuyo núcleo central estaba formado por Maggie Reilly (voces), Tim Cross (teclados), Rick Fenn (bajo) y los percusionistas Morris Pert y Mike Frye.

Si sus discos más recientes no habían estado en las listas mucho tiempo, el "fenómeno Tubular Bells" continuaba. En julio de 1981, Virgin anunció la venta de los diez millones de copias. En el mismo mes, Mike tocaría un concierto gratuito como parte de los festejos organizados por la ciudad de Londres por la boda del Príncipe Carlos y Lady Diana Spencer. En reconocimiento por esto, y por sus méritos por dar a conocer el Reino Unido fuera de sus fronteras, fue galardonado con el "Freedom of the City Of London". También formó parte, junto con otros iluminados como Billy Idol, Phil Linott y Noddy Holder, de un jurado para un concurso nacional de jóvenes grupos pop. Para poner la guinda a un año en el que pareció que Mike había vuelto a recuperar su lugar en la sociedad, fue incluido en el Who's Who, la exclusiva guía de las personas más importantes de Gran Bretaña: era el único músico pop que allí aparecía, aparte de Paul McCartney. Cuando se le preguntó a una integrante del equipo del Who's Who por qué habían incluido a Mike Oldfield en el libro, insegura de ello dijo: "bueno, todo el mundo ha escuchado algo de él, ¿verdad?". En su apartado del Who's Who, Mike dice que su hobby es la "aviación (ultraligeros, helicópteros)".

Comentarios

MIKE OLDFIELD_PARTE III

0 comentarios: