Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

domingo, 3 de mayo de 2009

Daniel Melero_Entrevista


BABASONICOS. Melero estuvo a cargo del rockumental.


Describe la relación que mantiene con Babasónicos,
grupo al que registró durante una gira por México.
Sorteamos entradas para ver el documental.


Y un buen día, Daniel Melero se hizo con "un buen Sadaic" y se le ocurrió llamar a sus amigos de Babasónicos para acompañarlos por México en una gira inminente. Tenía el dinero y muchas ganas de distraerse. Tras el "claro, venite" de Adrián Dárgelos, el otrora gurú de nuevas tendencias se encontró en Ezeiza con ganas de comprar una cámara pero no, se arrepintió. Acaso "el buen Sadaic" no daba para tanto.


Pero resulta que el tecladista Diego Tuñón se despachó con un "te presto la mía". Y no sólo eso, el resto del personal le insinuó algo así como "¿por qué no nos filmás durante la gira?" "Tuve el tupé de decirles que haría una película. Y me sentí Fellini", revela el mismo Melero, quien tardó poco menos de un año en materializarla en Babasónicos x Melero, su debut como documentalista que se estrena este martes en Córdoba. El trabajo retrata la gira de Babasónicos a lo largo y a lo ancho de un país fascinante. Una de las giras que, de tan mágicas y misteriosas, se vuelven psicodélicas. Para Melero, el relato resultó de ensueño por el frenesí de la gira y por la disparidad de situaciones que propuso: "En una misma noche, tocaron en un festival gigante en DF y en una discoteca under para 300 personas de Toluca. Una discoteca de rock, no de rave; sin VIP ni camarín. A esa transición la hacen naturalmente porque es muy compacta la relación que tienen entre sí. En el caso de las bandas que han girado mucho, el escenario es el punto de encuentro. No creo que tenga que ser una fórmula, porque un grupo que no se lleva bien puede ser interesante. Pero con los chicos se hace agradable saltar de una situación a otra. Su integridad es granítica. Y todo se da tan rápido que entrás en situación surreal", amplía.

Un hito

Babasónicos x Melero es un hito en la relación que el solista tiene con el grupo, a la que considera de la siguiente manera: "Es un desarrollo familiar el que tenemos. Un sentimiento de hermandad más que de amistad".

Aun como de la familia, en el arranque de la gira, desarrollada en los primeros meses de 2008, Melero observó algo que considera alucinante: "Adrián y Mariano ya estaban en DF haciendo prensa y un buen día llegamos todos. Abrazos y alegría desbordante pese a que hacía tres días que no se veían. Y en un instante, todo el mundo quedó mudo y se durmió, como si hubiera un acuerdo tácito de cómo distribuir el tiempo. La banda tiene un reloj interno. Fascinante. Ahí surgió la necesidad de hacer la película".

–¿Habías sentido antes arrebatos cinematográficos?
–Siempre desde 1997. Dicen que fui el primer vee jay cuando hice el álbum Tecno y propuse shows de plena interactividad. En alguna oportunidad musicalicé de El gabinete del Dr. Caligari (Robert Wiene, 1920). Y esto me gustó tanto que ahora estoy en un proyecto de mediometraje sobre un cuento de Copi, un artista argentino que vivió en Francia. Lo protagonizará Sofía Gala y se llamará Novia travesti.

Casi como efecto colateral, que Melero haya acompañado a sus amigos por México redundó en el hecho de que todos se encierren en un estudio para parir el próximo disco de un artista para el que pertenecer a "la industria" siempre fue un medio más que un fin. "No sé por dónde saldrá el disco –asegura–. A las cosas prefiero hacerlas y después ver. Sobre todo cuando se trata de un objeto, un disco, que ha pasado a ser parte del merchandising de un artista y no de su obra. No me gusta ese ordenamiento, pero... Lo importante es hacer el disco. Para mí fue extraño, porque tenía un disco terminado pero cuando empezamos con los chicos, me entusiasmé con el resultado y postergué lo que tenía. La idea era grabar esto y también dedicarme a la película".

–¿Cuál es tu disco que tiene mayoría de participación "babasónica"? ¿"Travesti"?
–Depende, hay un disco que hice prácticamente solo donde Mariano toca las guitarras. En Travesti están Gabo, Diego, Carca... Igual, el índice de participación no se compara con este, donde Adrián trabaja... Hemos compuesto juntos, cantado al unísono. Todos tocan. Es piel. No es una banda de acompañamiento, es la banda de creación. Tiene títulos tentativos pero no me animaría a decírtelos. Me gustaría un título sencillo, de eso estoy seguro. Será un título casi vulgar, que evite un nombre de obra pesada.

–¿Por qué?
–Si bien es profundo y muy adulto, con sonoridades a lo Johnny Cash, Scott Walker, fue grabado sin gestos pretenciosos. Fue hecho en estudio, como se hacían los discos antes. Y con instrumentos reales. Todo es de verdad. Y de esto también hay una película que se está haciendo. No la estoy dirigiendo yo sino Agustín Carbonere y Cecilia Harkes, quienes trabajaron conmigo en Babasónicos x Melero. Ahora les toca la inversa.

Exportable y disfuncional

–Si Los Encargados fuera una banda emergente de hoy, ¿podría haber girado por México, o sido transnacional?
–Si Los Encargados fueran una banda de hoy, haciendo la misma música de esa época, tal vez sí. Pero hay algunos aspectos a los que toco tangencialmente. Puedo haber girado con Soda o haber visitado a los muchachos, pero no tengo la consistencia para un ciclo "disco - gira - prensa - vacaciones - contratos". Nunca funcioné en ese nivel. Para ese tipo de negocios, una mentalidad como la mía sería disfuncional. No hay nada que envidie de una situación así, me divierte que otros la tengan y a veces participar de ella. Es más, hay un grado donde me incomoda esa situación.

–Por último, ¿qué sería un "buen Sadaic"?
–Pasa cada tanto tiempo... Tengo una vida muy organizada. Sé administrar los tiempos buenos y los malos. En fin, hablamos de cifras que son buenas para mí; para otros serían dignas de cagarse de risa.

Comentarios

Daniel Melero_Entrevista

0 comentarios: