Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

sábado, 9 de mayo de 2009

ACCEPT LA FUERZA ALEMANA



MUSICA

3 Temas del monumental Accept.
1. Get Ready. del disco Restless & Wild.


2. London Leather Boys. Del disco Balls To The Wall. Letra sexista y ritmo trepidante.


3. Protectors of Terror. De su magnifico trabajo de 1993, Objetion Overruled. Heavy Metal de la vieja escuela, dando clases a las nuevas generaciones.
Accept es, a no dudarlo, una de las bandas más importantes del Heavy Metal europeo, uno de los mayores referentes a la hora de descubrir el desarrollo del Spped Metal y junto a Scorpions han llevado a lo más alto la bandera del rock alemán.


La historia de nuestros protagonistas comienza en 1975, cuando un joven vocalista llamado Udo Dirkschneider forma la banda en la ciudad de Solingen, Alemania. En un principio los músicos iban y venían con gran rapidez y las actuaciones en vivo mostraban a un grupo semi-profesional con un estilo muy cercano al Glam-rock de la onda The Sweet y/o The Slade. Es para 1976 cuando se conforma la alineación “estable” de los primeros Accept. Udo en la voz, Wolf Hoffmann como primera guitarra, Peter Baltes en el bajo, Gerhard Wahl como segunda guitarra y Frank Friedrich en batería. Las presentaciones en vivo y los ensayos dieron comienzo a la búsqueda de un sonido más duro que el practicado hasta entonces. La voz de Udo ayudaba monumentalmente a los riff duros, acerados y trepidante de la banda. Las actuaciones en pequeños lugares y festivales los comienzan a dar a conocer y es para 1978 que consiguen un contrato para realizar un álbum. Entre septiembre y diciembre de 1978 Accept se mete a los estudios a plasmar las composiciones que ya tenían preparadas. El resultado es editado en 1979 y llamado simplemente ACCEPT. Mal producido y con temas sin mucha inspiración, el álbum no es suficiente para darlos a conocer a nivel europeo y en su Alemania natal tampoco pasa mucho.

Luego de la edición del disco, el guitarrista Gerhard Wahl es reemplazado por Jörg Fischer y el baterista Frank Friedrich se va de la banda, ya que no quería comprometerse profesionalmente, por lo que el puesto tras los parches es ocupado por Stefan Kaufmann. Sin desmotivarse por los problemas con su álbum debut, siguen en la línea y editan en 1980 el disco “I’m A Rebel”. Un producto muy superior y con una producción más cuidada. Dos buenas baladas son la carta de presentación en las emisoras (“No Time To Lose" y "The King”) y la atención del mercado alemán pone sus ojos en nuestros músicos. Logran otro hit nacional con el tema “I wanna Be No Hero”, una composición destinada a las radios con su estilo dancing-rock y como ultimo single el trepidante “I’m a rebel”, tema que los posiciona como una banda a considerar seriamente. Vale decir, de cualquier forma, que aún no solidificaban su sonido que los haría famosos más adelante.

En 1981 se edita el tercer Lp llamado “BREAKER”. Para ese año firman con el manager alemán Gaby Hauke, quien los seguiría por practicante toda su carrera. Es él quien consigue ponerlos en la gira de Judas Priest, gracias a la cual recorren toda Europa, impactando a los seguidores del primario Heavy Metal. El disco comenzó a darles cierta popularidad, gracias al endurecimiento de los riffs y al tema “Midnight Highway” y “Son of a Bitch” que posee una lírica explicita y otra censurada.

Después de la gira, y antes de entrar al estudio para grabar su cuarto álbum, el guitarrista Jörg Fischer es expulsado del grupo y todas las guitarras del nuevo disco son grabadas por Wolf Hoffmann. El pensamiento común del grupo era hacer un trabajo duro, muy duro, que definiera a ACCEPT desde allí en adelante…y lo consiguen.

Para finales de 1982 aparece el album “RESTLESS & WILD”. El mayor combo de Heavy Metal conocido a la fecha. El sonido había pasado de Hard – Rock a Heavy Metal puro tan paulatinamente que los fans quedaron encantados y para la nueva horda de seguidores no existía nada antes de Restless & Wild. El álbum abre con el tema “Fast as a Shark”, que inicia lo que más adelante se llamaría “Speed Metal”. Para mí, este tema es el primero de ese género y es el mayor clásico de la banda. Este disco ha inspirado a una generación de rockeros a lo largo de todo el mundo y significó para Accept el impulso final que los llevó a ser gigantes. No solo “Fast as a Shark” llegó a brillar, en las listas europeas, también destacaron “Princesa of the Dawn” (un himno para los fanáticos de Accept) y el tema que da titulo al álbum. No se puede escribir la historia del rock sin mencionar este monstruo de disco.


La gira que se hizo para la promoción del álbum los llevó a tomar a un guitarrista que acompañara a Hoffmann. El elegido fue Herman Frank, gracias a él la banda sigue su recorrido, pero al momento de entrar a los estudios Frank es dejado fuera y nuevamente todas las guitarras son grabadas por Hoffmann, aunque en los créditos y en las fotos promociónales el bueno de Frank aparece muy campante.

Accept, luego de su éxito, mantuvo 2 grandes secretos. El primero, es que Wolf Hoffmann siempre grabo todas las guitarras y el otro guitarrista estaba ahí para las fotos oficiales y las giras. El segundo, es que desde su quinto álbum “BALLS TO THE WALL” aparece como coautor de las letras un tal Deaffy. Hace solo unos pocos años, ese misterio fue debelado…era la novia y actual esposa de Wolf Hoffmann.

El siguiente álbum fue el ya mencionado “BALLS TO THE WALL” de 1983. La aceptación del público ya era total. La crítica no encontraba palabras para alabar esta obra, que mantenía la línea dura de su anterior trabajo. La voz acerada de Udo se convierte en la marca registrada de la banda y realizan los primeros videos clips de sus singles, los cuales reciben buena acogida de la novel MTV. Comercialmente el album se transforma en un suceso, gracias a sus joyas y a las letras obsesivamente sexuales, algo muy inusual para la época. El tour incluye unas exitosas fechas en Estados Unidos, Japon y el Monster of Rock 1984 de Castle Donington (el original).
En 1985 aparece “METAL HEART”. Claramente, el éxito alcanzado por la banda, los hace aspirar a más y estimulados por el boom del Heavy Metal realizan éste álbum con toques más comerciales que sus antecesores. Pero no nos equivoquemos, hay singles destinados a las radios FM, pero no dejan de lado esa dureza tan propia de ellos. “Midnight Mover” y “Screaming for a Love-Bite”, son editados como sencillos y alcanzan a escalar varios puestos en los charts. A pesar de ello, el álbum no alcanza el nivel de popularidad de Balls To The Wall, pero aún así vende millones de copias.

Un año después se edita “RUSSIAN ROULETTE”. Nuevamente apuntando a un mercado algo más masivo. El disco llega al 114 del Billboard, pero no pone ningún single es las listas.

Udo, según se dice, molesto por la orientación de la banda (fue él quien presionó para que no se realizara ningún video clip de éste álbum), se marcha del grupo. La voz del enano teutón es la característica de Accept y sin ella los fans sentían que la historia debería acabarse ahí. Pero no fue así como lo vio Wolf Hoffmann y compañía. Contratan al vocalista norteamericano David Reece y graban, en 1989, el liviano y desastroso “EAT THE HEAT”. Aunque alcanzan algo de éxito (llegaría al puesto 139 del Billboard albums), era cosa de escuchar el trabajo y darse cuenta que de Accept eso no tenía nada. Soso, lento, falto de inspiración y con un vocalista tipo Vincent Neil (Motley Crüe) que no guardaba ninguna relación con Udo.

La banda se separa en 1990. U.D.O ya había editado para ese año su segundo disco solista y su carrera estaba despegando rápidamente. Los restantes miembros, trabajan en proyectos solistas muy poco prometedores, hasta que en 1992 deciden reunirse para revivir viejas glorias. Udo, Wolf, Peter Baltes y Kaufmann, entran al estudio.

El resultado es uno de sus mejores discos, el impresionante “OBJETION OVERRULED”, el cual fue bien recibido en Europa, pero en USA no paso nada, principalmente por que ya estaba de lleno la onda alternativa-rock en esos parajes. Pero a Accept ya no le interesaba ser famosos en USA y se centran en su continente natal y Japón. En donde son reconocidos y adorados.

En 1994 editan “DEATH ROW”, un buen trabajo, digno sucesor del anterior. Para 1995, sufren la perdida de su baterista Stefan Kaufmann y es reemplazado por el baterista de los Damn Yankees Michael Cartellone. Con él editan en 1996 “PREDATOR”, un pobre trabajo.

Accept decide desbandarse nuevamente y realizan una gira de despedida a tablero vuelto, demostrando todo lo aprendido en 20 años de Heavy Metal.

U.D.O., la banda del enano sigue editando material y Wolf Hoffmann tiene una insipiente carrera solista. Pero el dinero y otras cosas hacen que de vez en vez los Accept se junten para deleitar a sus fans. Hacen giras Europeas y americanas cada cierto tiempo. La ultima fue por Europa y Japón el año 2005.

Comentarios

ACCEPT LA FUERZA ALEMANA

0 comentarios: