Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

viernes, 13 de noviembre de 2009

Pepsi Music 2009: El público le dio volumen a una noche de muchos ritmos


A pesar de las duras críticas y quejas por el sonido bajo, más de 18 mil personas cantaron y saltaron con los Cadillacs, Calle 13 y Catupecu Machu, en el club Ciudad. Los Auténticos Decadentes y Kapanga agitaron la fiesta, mientras que Cultura Profética y Dante Spinetta marcaron la diferencia.

Por: Karina Deschamps.




YO QUIERO A MI BANDERA. Cada tribu mostró sus trapos, y la tarde noche del sábado en el Pepsi fue una fiesta rockera. Por Eduardo Slusarczuk









El resumen del Día 5: Cultura Profética, el "Mono" de Kapanga y Dante Spinetta


No es que la gente no lo haya notado o que simplemente haya pasado desapercibido. El problema del volumen bajo también fue ayer el producto de quejas colectivas que desataron la ira de muchos, durante la última noche del Pepsi Music 2009.

Pero, a diferencia del sábado, el clima entre el público fue más festivo. Y no por casualidad. Por los escenarios del club Ciudad pasó, desde temprano, un cocktail de artistas que abarcó un amplio caudal de gustos musicales. Y no es poco.

Custodios, Maximo Park, The Ting Tings, Los Tipitos, Karamelo Santo, Cultura Profética, Los Auténticos Decadentes, los Fabulosos Cadillacs, Dante Spinetta, Catupecu Machu y Calle 13, fueron algunas de las bandas que vencieron con su gran despliegue en escena la bronca que generó la denuncia de una vecina por ruidos molestos tanto en los músicos como en el público y que culminó con un volumen que pasó de 105 db a 95 db.

Ante casi 20 mil espectadores, el grupo portorriqueño Cultura Profética volvió a demostrar el efecto positivo que genera en el público argentino, que con pogos y cánticos se agitó frente a los temas "Nadie se atreve", "Canto en la prisión", "La complicidad", "Ritmo que pesa" y "Un deseo", algunos de los que rankearon la lista durante el show del cuarteto que lidera Willy Rodríguez.

Por su parte, Dante Spinetta aprovechó el escenario pequeño en el que le tocó dar su performance. Lookeado a su estilo hiphopero y con un baile propio de esa tribu neoyorquina, le puso énfasis al baile durante "En la mía" y "Olvídalo", dos clásicos de su discografía como solista. Pero, como le anticipó a Clarín.com, presentó dos nuevos tracks de su próximo single, al que cree que llamará "Moustro".

No obstante, el descontrol se apropió de la música con la salida en escena de los Auténticos Decadentes, que si bien no ofrecieron algo innovador, lograron desatar la euforia de los espectadores con sus clásicos temas festivos: "Pendeviejo", "Los Piratas", "Besándote", "Como me voy a olvidar", "Vení Raquel", "La guitarra", entre otros que también integraron la extensa lista de 15 temas.

Catupecu Machu se encargó de cerrar el festival con un buen desempeñó musical, más allá de los inconvenientes de sonido. Y generó una energía desenfrenada en los espectadores con "Y lo que quiero", "A veces vuelvo", "Magia Veneno" y "Dale", el tema puntapié para el revoltoso mosh que se genera bajo el escenario. No obstante, la banda que lidera Fernando Ruiz Díaz, se hizo un lugar y presentó cinco nuevas canciones que integran su quinto disco en estudio y último álbum, "Simetría de Moebius", entre los que hay un cover, rotulado "Batalla".

No hay dudas que nadie pudo contra Calle 13, el dúo portorriqueño ganador de 5 Grammy Latinos. Antes de que salieran al escenario, los gritos desaforados y las declaraciones femeninas de amor inundaron el estadio.

Con cierto aire ganador, rebelde y atropellado, René Pérez se impuso en el escenario y lo hizo en todo sentido. Apareció ante el público vestido con un jogging blanco y en cuero, por lo que el gigante "Say No More" que llevaba pintado en su espalda no pasó desapercibido. Entre los hits que no faltaron estuvo "No hay nadie como tú", "Atrévete" y "Tango del pecado".

Su actitud apabullante recrudeció cuando empezó a lanzar críticas contra el periodismo: "Para que los periodistas no se confundan. Calle 13 no es pop ni reggaeton", gritó con la conformidad de su gente que no paraba de aplaudirlo y ovacionarlo. Y continuó: "Con la crítica uno crece. Les dedico este tema a los cabrones que critican para joderte las pelotas", disparó con el sonido del tema "Ven y Critícame", que para ese entonces ya podía oirse de fondo.

El sonido en las últimas dos noches del Pepsi Music 2009 fue malo. Pero la música le ganó a la crítica

Comentarios

Pepsi Music 2009: El público le dio volumen a una noche de muchos ritmos

0 comentarios: