Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

sábado, 1 de agosto de 2009

JAZZ_Un sello de jazz argentino se vuelca a Internet

Desde hace dos meses el sello de jazz independiente BAU Records, con ocho años en el mercado y 60 discos editados, se encuentra rediseñando sus contenidos y adaptándolos a los requerimientos de la web.

Por: Pedro Fernández Mouján / Télam


LOS RESPONSABLES DE BAU. colgaron en Youtube una serie de producciones propias en alta calidad que van desde sesiones de grabación, conciertos a performances y entrevistas con músicos.




De alguna manera, el sello se encuentra trabajando en la reformulación del disco compacto como disco virtual y reacomodándose ante los nuevos paradigmas y necesidades que imponen el mercado y la actualidad a los músicos de jazz argentinos.

"El disco que a mí me interesa producir y que BAU produjo en estos últimos ocho años ya fue, dejó de existir", asegura a Télam el guitarrista y compositor Fernando Tarrés, que lanzó al mercado este sello en 2001, especializado en jazz y música creativa argentina.

"No sé si esto se aplica al nuevo disco de Madonna o de U2 -dice Tarrés- pero el disco histórico que de alguna manera fue consagratorio porque producir un disco era algo tan complejo que obligaba a un prolongado proceso de selección y que de alguna manera conllevaba un respaldo cultural y económico, ya fue".

Haciendo un recorrido histórico sobre la industria discográfica, Tarrés señala a las décadas del 50, el 60 y el 70 como las que definieron más emblemáticamente las características y el significado del disco dentro de la industria cultural.

"Con el desarrollo tecnológico que sobreviene más tarde -afirma- producir un disco se vuelve mucho más fácil y el disco en sí empieza a perder su capacidad de generar dinero para las distintas partes de la cadena (el músico, el manager, la discográfica, las tiendas, la industria del entretenimiento, etcétera)".

"Al mismo tiempo -continúa- y como todos pueden acceder a la grabación de un disco pierde prestigio social, con lo cual al mismo tiempo que debilita sus atributos culturales decae su poder comercial y aunque está cada vez más debilitado no termina de morir".

Tarrés, que nació en la ciudad de Córdoba se recibió en composición musical clásica contemporánea en la Universidad Nacional de esa provincia, se formó en la escuela de jazz de Berkeley, Boston, y estudió composición clásica en la Manhattan School of Music remarca que "aún hoy en día el disco clásico continúa siendo una herramienta necesaria aunque nadie sepa muy bien para qué sigue sirviendo".

"Yo creo que, para determinado tipo de músico, que asume al mundo como su mercado, hoy es más importante la circulación de su música que la producción material de un disco", según consigna.

"Quiero decir que se vuelve más importante para tu desarrollo artístico y profesional que te escuchen 500 tipos en Holanda antes de vender 50 discos en Holanda", ejemplifica y señala que, en este sentido, la web es la herramienta central.

"En el caso de BAU -manifiesta Tarrés- yo hago lo mismo que vine haciendo desde que decidí armar el sello, plantear la cuestión no desde el lugar de una empresa sino como un proyecto de artistas que va motorizando o encontrando formas de articular cuestiones en espejo con la necesidad real del músico".

El guitarrista, que en su estadía en Nueva York formó parte de la escena musical alternativa de esa ciudad y realizó arreglos para músicos como el pianista panameño Danilo Pérez, el saxofonista Paquito Da Rivera y el percusionista Tito Puente, entre otros, afirma que "la idea actual es concentrarnos en la web e investigar y tratar de entender cómo se genera ese carril, y cómo se construye desde allí un nicho propio".

"A lo largo de estos años el disco físico tuvo su lógica como único soporte posible para que los músicos de BAU y el sello como una usina de un tipo de música que se hace en el país se volvieran visibles, pero me parece que la tarea en la actualidad pasa por transformar al sello en un motor de circulación de estos músicos y esta música", aclara.

Más allá de que reconoce que en la actualidad, prácticamente no hay discos en el mercado sin respaldo audiovisual, Tarrés sostiene que el proyecto del sello a futuro va mucho más allá de la estética del clip.

"Se trata de intentar desarrollar una suerte de paquete a través del cual vos puedas bajar un disco virtual donde tengas acceso a un cúmulo de información adicional, como el músico hablando, contando cómo hizo el disco, grabando, ensayando, donde puedas publicar escritos sobre ese trabajo u otras cuestiones", detalla.

Por otra parte, con el ingreso del sello a la web a través de Youtube, Tarrés comenzó a armar una serie de charlas tituladas "músicos x músicos" y donde entrevista a gente como Adrián Iaies, el contrabajista Mariano Otero, la cantante Barbara Togander o el guitarrista Juan Quintero.

"Esto tiene que ver con la posibilidad de pensar el sello no únicamente como una usina productora de discos sino también como un espacio de creación y circulación, principalmente de música pero que incluya ideas y escritos sobre música y sobre arte en general", sostiene.

"Es como una nostalgia rara por algo que no viví, recrear aquello que fue común en las décadas del 60 y el 70: la discusión de ideas, la sensación movimientista de la música y el pensamiento, la discusión y diálogo estético", concluye.

Comentarios

JAZZ_Un sello de jazz argentino se vuelca a Internet

0 comentarios: