Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

jueves, 25 de junio de 2009

ESTELARES_El melancólico profesional


Manuel Moretti, cantante, compositor, líder y rufián melancólico, exhibe su repertorio de amores perdidos. Y también su notable capacidad para la canción.

"Cristal", del nuevo trabajo de Estelares, "Una temporada en el amor".
Después de Sistema Nervioso Central (2006), el disco que los puso en la radio y que embelesó a musicalizadores de programas deportivos y noticieros, Estelares no mostró signos del vértigo de jugar en primera. Sin ningún atisbo de vo lantazo (por suerte; nada peor que el disco pretencioso inmediatamente después del éxito popular), siguen profundizando el estilo que patentaron desde Extraño lugar (1996): un mix de estribillos que se clavan en la memoria emotiva, estructura beatle, cadencia y fraseos tangueros y una poética basada en la evocación de lo perdido y en viñetas cotidianas que contemplan el desfile de nombres propios o situaciones puntuales reconocibles: si ayer fueron Oscar De la Hoya o Ava Gadner, en Una temporada... es Diego Maradona en una foto del Mundial 86 o el Cine de Superacción de las tardes de los sábados de Canal 11.

Manuel Moretti es el cantante, es el autor de las canciones, es el que habla en las entrevistas. Y un melancólico profesional. Autodefinido "bohemio", conoce perfectamente las argucias de la canción y hace de la melancolía el eje de su obra. Es más: hasta hay un tema titulado Melancolía, para que quede claro. El disco se puebla entonces de frases que, todas juntas, muestran el poder lírico de Moretti pero también cierto subrayado que deja adivinar la hilacha: playas del pasado, vida en hoteles, hojas grises, hojas de abril, ventanas azules, rutas al norte, whisky con soda...

Con citas autorreferenciales (Estelares es cada vez más la banda "de" Moretti), el disco funciona como un link entre bandas pop como Los Tipitos y Súper Ratones y la canción de autor existencial y poco pudoroso en la exhibición de sus cuitas, toda una tradición en el rock argentino, de Charly García a Fito Páez y Andrés Calamaro.

Más allá de estas consideraciones, habrá que decir que el nivel es alto, que las canciones tienen criterio orgánico y una buena dosis de densidad, suenan pulidas y exponen cierto grado de madurez. Con la certera producción artística de Juanchi Baleirón y la participación de Páez, Ariel Rot y Súper Ratones, y mientras las grandes bandas implotan en atajos solistas, Estelares muestra salud, actitud y una extraña arrogancia solapada debajo de la melancolía. Y muchas canciones de las buenas

Comentarios

ESTELARES_El melancólico profesional

0 comentarios: