Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

viernes, 5 de junio de 2009

EMINEM_"Relapse"



Con su nuevo disco "Relapse" al tope de los ránkings, el rapero se anima a explicar por qué Elton John es su consejero, por qué no odia a las mujeres, por qué se queda a vivir en la decadente Detroit y cómo superó su etapa de adicción y bloqueo mental. Qué hay detrás de su renacimiento.

Por: Bill Holdship
El nuevo álbum de Eminem, Relapse ("Recaída"), vuelve atrás, tal vez a tiempos mejores. Durante los dos últimos años hubo mucho sufrimiento en la vida del rapero blanco más famoso, que marca el tono de su disco: la muerte de su amigo Proof y sus problemas con las drogas. Hay un viejo cliché que dice que el dolor es el mejor maestro. Pero, ¿habrá aprendido algo importante? Responde, desde su Detroit natal: "Sin duda aprendí de mis propias experiencias de adicción. Aprendí que uno no puede dejar una adicción porque los demás quieren. Es uno el que tiene que quererlo. Cuando empecé con la rehabilitación sentía que lo hacía porque los demás querían que estuviera sobrio. Pero yo no quería. Por eso recaí cuando terminé el tratamiento, porque no estaba listo".


¿Y cómo sobrellevás la muerte de tu amigo rapero, a quien balearon en un altercado callejero?

Aprendí que no importa cuánto pueda torturarme respecto de lo que pasó o desear haber podido hacer algo o haber estado ahí; nada de lo que pueda decir o desear me va a devolver a Proof. En fin, todavía tengo mis días. Unos son

buenos y otros, malos, pero manejo un poco mejor la pérdida.


En tu autobiografía, escribís: "las armas son malas". Me pregunto si te alegra ver que el hip hop se está alejando del elemento "gangsteril".

Eso sería bueno, pero en lo personal ya terminé con las armas. La verdad es que nunca aportaron nada bueno a mi vida, sobre todo en lo que respecta a mi propia familia, a nuestra historia (de suicidio). Llega un momento en que uno pierde a su mejor amigo por las armas y tiene que cambiar...


En una reseña sobre "Relapse", se lee que es "un regreso a la forma". Y en el título de una nota decía: "¿Eminem puede salvar al hip hop?". ¿Eso te provoca presión?

¡Sí! ¿Cómo puedo salvar al hip hop? ¡El hip hop no se fue a ninguna parte! (Se ríe). No me gusta la presión de tratar de ser el salvador del hip hop ni nada por el estilo. Volví a un punto en el que hacer rap me divierte. Hubo años en que había perdido el rumbo en ese sentido. Me había olvidado de cómo divertirme con esto. Ahora lo hago de nuevo.


Fue importante para otros que estaban en el mismo nivel de superestrellato que vos alcanzaste. Michael Jackson y Axl Rose son dos ejemplos de necesidad de crear algo tan grande como lo que habían hecho en el pasado. Intentar eso al final los volvió locos. ¿Eso te importa a esta altura?

Contestaste tu pregunta. Llegué a un punto en que me siento contento. Ahora mi vida es diferente. No trato de competir con todos ni de ser otra cosa que un artista. Lo único que quiero es que la gente escuche música.


¿Qué es lo que más te enorgullece de este disco? ¿Fue difícil volver después de cinco años de ausencia?

La verdad es estoy orgulloso de todo lo relacionado con este disco. Lo más difícil fue que estuve bloqueado dos años como compositor, pero logré salir. No podía escribir nada o, si escribía algo y lo grababa, nunca me parecía lo suficientemente bueno. Me grababa, pero sentía que no era yo. Alrededor de junio o julio del año pasado empecé a salir de ese bloqueo. No fue tan difícil. Creo que tuve que volver aprender a escribir temas. Hacía algunos ejercicios destinados a salir del bloqueo, como escribir un verso nuevo por día. Hacía ejercicios mentales.


En el video de "We Made You", te burlás de todos esos "héroes" emblemáticos actuales de la cultura moderna, de Amy Winehouse a Britney. Pero es como si esos idiotas fueran los héroes y te preguntaras quiénes son los verdaderos villanos.

Tal vez no, porque quería ser un villano en el video. El tratamiento original del video era que yo fuera un asesino en serie que atacara a todas esas estrellas actuales. También estaba el caso de Portia (de Rossi), la pareja lesbiana de Ellen DeGeneres, que la tenía sobre las rodillas y le hacía caballito... Pero no pudimos presentar un retrato mío como asesino en serie y estrella popular, que era la idea original. Igual, probablemente pronto vuelva a ser el villano.


En el video aparece otra vez Elvis. ¿Lo admirás?

No. Nunca fui fan de Elvis. Te voy a decir algo. Lo respeto, por supuesto, porque fue un gran artista, pero su música nunca me terminó de gustar. ¡Lo que no se podía negar era que ese hijo de puta sabía bailar! Cuanto trataba de aprender Rock en la cárcel, no podía dejar de pensar en lo bien que bailaba.


Se sabe que el personaje Slim Shady que habías inventado es como un alter ego tuyo, y que ahí hay partes de Marshall Mathers, ¿pero coincidirías en que Slim Shady es un poco como la versión hip hop de Alice Cooper? ¿Y qué relación tenés con el personaje de Slim Shady después de todos estos años?

Sí, es como Alice Cooper, en cierto sentido. Es un personaje que creé a través de la música, tal como un actor o una actriz crean un personaje cuando están en la pantalla. Eso me da la libertad de tirar mierda. (Se ríe) Puedo mezclar mi sentido del humor con la visión retorcida y distorsionada que tengo de las cosas. Es un personaje que interpreto. ¿Pienso en serio así en la vida real sobre todas las cosas de las que hablo en los raps? No. Y no.

En el nuevo video, donde te burlás de la cultura del rock y de la cultura popular moderna.

Considero que mis videos son pequeñas cápsulas del tiempo. Por lo general, los primeros temas de cada disco son pequeñas cápsulas del tiempo de lo que está pasando en ese momento en la cultura popular. Siempre quise que la gente volviera a ver el video y dijera: "¡Ah, recuerdo lo que pasaba en aquel momento!" "¡Ah, ahí era esa época en que Jessica Simpson estaba gorda!"


Sos uno de los rapperos más confesionales de la historia. En retrospectiva, ¿harías letras tan confesionales si tuvieras que volver a empezar?

Sí, sin duda lo haría, porque por más que incorporé mucho de mi vida personal a los temas, la música siempre fue para mí lo que me permitió atravesar lo que fuera que estuviera viviendo en cada momento. Escribir algo y decirlo en el estudio siempre fue una terapia para mí. Lo que quiero decir es lo que siento, y esa es la forma de expresarlo. Uno lo dice al mundo y el quiera escuchar lo va a hacer. Si nadie escucha, también está bien. Pero así es como siento en cada momento. Puedo volver y escuchar cada tema de cada uno de los discos y recordar con exactitud lo que estaba viviendo en cada momento y cómo me sentía.


¿Cómo es un día en la vida de Eminem, cuando no trabajás y vivís tu rutina?

Cuando no trabajo me dedico a estar con mis hijos y a ver televisión. Nada espectacular. Me levanto por la mañana y corro. Corro bastante en los últimos tiempos.


Te ves muy bien, muy saludable.

Muchas gracias. Hago mucho ejercicio, corro y como bien. Por ejemplo, me fijo en cada cosita que como, cuento las calorías que hay y todo eso. Es realmente divertido, en serio. (Se ríe).

Comentarios

EMINEM_"Relapse"

0 comentarios: