Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

miércoles, 23 de diciembre de 2009

MAMA PULPA, UNA “NUEVA-VIEJA” BANDA DE ROCK



Conectados por la afinidad musical

Empezaron a tocar en 1988 pero luego, por diversas razones, se fueron dispersando. Están juntos otra vez, ayudados por Internet.

Por Leonardo Ferri

Hay bandas que luego de estar juntas por 10, 15 o 20 años, se cansan, se pelean, se separan y después vuelven, por el motivo que sea. Hay otras que después de muchos años siguen juntas. Y existen grupos que están sólo separados por la distancia física, pero unidos por la afinidad musical, las ideas y –según ellos mismos– por el quilombo. Mama Pulpa es una nueva-vieja banda que nació en 1988, cuyo espíritu se mantuvo vivo durante los años en que sus integrantes se dedicaban a viajar y a hacer otras músicas, y que hace tres años decidió que era el momento de volver a juntarse, virtualidad mediante.

“Nuestra propuesta no es sólo la música, sino que hay una estética y una imagen que la hacen más artística, que mostramos mejor en vivo”, explica a Página/12 Martín “Moska” Lorenzo, conocido por ser uno de Los Auténticos Decadentes y productor y percusionista de Mama Pulpa. El cantante y guitarrista Pablo Milberg y el tecladista Gonzalo Mazar explican a qué se refieren con artística: “Siempre tratamos de hacer más que música. Cuando tocamos en el Pepsi Music, por ejemplo, tuvimos bailarinas en el escenario y proyecciones”, cuenta Milberg. Mazar recuerda cuando hicieron un show que se llamó Flores y Pescado, en el cual combinaron una cabeza de tiburón con unas flores de plástico que encontraron por ahí: “El dueño del lugar nos dio plata para ir a comprar sahumerios, porque el olor que había era insoportable”, ríe. Un espectáculo multisensorial, con olfato incluido.

A pesar de haber tocado bastante seguido en los siete años posteriores a su formación, Mama Pulpa nunca grabó un disco. “En aquel entonces estuvimos a punto de entrar a estudio, e incluso se nos acercó Gustavo Cerati con la idea de producirnos un disco, pero por esas cosas de la vida sólo grabamos un tema, ‘Sr. Ogro’”, explica Milberg. Este año editaron un EP de dos temas y medio, ya que el tercer track es una continuación del segundo, “una deformación”, como les gusta decir. “Nunca en nuestra historia las cosas fueron de una sola manera, hubo y sigue habiendo cambios todo el tiempo, y de hecho, lo que está grabado no es una versión definitiva, sino como quedó ese día”, cierra Mazar.

Después de aquel comienzo prometedor, los integrantes de la banda se repartieron por Estados Unidos, Uruguay y Argentina, aunque siguieron hablando e intercambiando material. El método de grabar y enviarse casetes fue reemplazado por herramientas de Internet, y ahora las reuniones creativas se hacen mediante Skype o msn, con toda la banda de un lado y el cantante del otro. “Sí, Internet facilitó todo, e incluso a veces trabajamos mejor así que estando todos juntos, pero si no hubiese existido Internet, nos hubiéramos hecho señales de humo, algo habríamos inventado”, afirma Milberg.

En lo estrictamente musical, Mama Pulpa es una mezcla de rock, funk, electrónica, candombe, murga y música gitana. Las letras combinan el humor y la ironía con las historias y sentimientos personales. “Podemos hacer lo que queremos, tocar cualquier cosa, la idea es no ponernos ningún límite”, explica el cantante. Pero por tratarse de una banda con integrantes compartidos con otros grupos, a veces surge la cuestión de ser un proyecto principal o uno paralelo. “En este momento el proyecto principal son Los Decadentes”, dice Lorenzo, pero aclara que hay momentos para todo y quizás en febrero y marzo, entre la gira y la grabación, el proyecto madre sea Mama Pulpa, y después quizás haya otro parate. “En la medida en que esto se transforme en un disco y haya que promocionarlo, esto se va a convertir en algo más estable, por ahora lo hacemos por gusto”, afirma.

La banda, completada por Diego Capelluto en batería, Rafa Franceschelli en bajo y coros y Alejandro Bruzoni en guitarra, acaba de tocar en La Trastienda, donde hicieron temas de todas sus épocas y reversiones deformes de temas conocidos. Cada vez que tocan conviene aprovechar para ver de qué se trata, antes de un próximo viaje, o de que la improvisación cambie todo.



Comentarios

MAMA PULPA, UNA “NUEVA-VIEJA” BANDA DE ROCK

0 comentarios: