Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

sábado, 5 de septiembre de 2009

BILL BRUFORD: ENTREVISTA





Tras su recital en nuestro país , el gran maestro Bill Bruford compartió algunas palabras con Rockaxis. Su escepticismo actual con en el rock, en el cual dice no tener ya nada que aportar, y su amor incondicional por el jazz, es lo que más deseo dejarnos en claro tanto en su maravilloso y perfecto show, así como en sus palabras. ¡Qué más podría contribuir en el rock me pregunto! Obviamente mucho, pero ese ciertamente no es su punto de vista. Desde sus años en Yes, pasando por King Crimson, Genesis, U.K. y su carrera como solista, Bruford siempre ha demostrado ser un baterista adelantado a su tiempo. Su técnica virtuosa, sus experimentos con las baterías electrónicas y el entender la percusión como un lenguaje, como nos dice en esta misma entrevista, ha sido su labor de toda una vida. En ese sentido, hay bateristas que son sólo charlatanes, algunos unos gritones, otros que hablan sin decir nada y otros que son los que realmente se han sumergido en lo más profundo de un lenguaje. Sin duda que Bruford es uno de aquellos, simplemente un poeta de la percusión.

¿Crees que podría decirse que a estas alturas de tu carrera existe una manera de ejecutar la batería que, de algún modo, podríamos denominar el estilo Bill Bruford?

"Bueno, espero tener mi propio estilo. El estilo es muy importante para mí y mucho de lo que hago trata de ser una contribución en ese sentido. También mucho de lo que toco trata de dar un contexto en el cual la batería encaje en los diversos estilos que he incursionado. Casi todo lo que he hecho es buscar una propuesta nueva en lo que respecta a la percusión".

Cuéntanos un poco de tus inicios en la batería.

"Cuando estaba creciendo, en mi infancia, escuchaba mucho del jazz que se hacía en esos días. Sobre todo a los grandes percusionistas del jazz americano, te digo que yo tenía entre 12 y 13 años. Todos los sábados en la televisión británica daban un programa en donde mostraban a estos músicos y yo realmente comencé a amar el jazz. Entonces de ahí partió mi idea de que quería ser un baterista de jazz y fue así como todo se fue dando a partir de mi admiración".

Siempre en tu trayectoria has tratado de buscar nuevos sonidos en la percusión, ¿qué nos puedes decir al respecto?

"Todos los músicos serios estudian y yo estoy estudiando todo el tiempo, básicamente para buscar nuevas formas y sonidos más interesantes. He tratado muy fehacientemente de encontrar mi propio camino y mi propia manera de armar mi set de batería perfecto. Es cierto que he indagado nuevos sonidos, pero mi interés primordial ha sido buscar una disposición de la batería, a veces con elementos electrónicos y a veces no, en donde me sienta absolutamente cómodo y pueda aprovechar al máximo los elementos. Por ejemplo, ahora tengo armada mi batería para un sonido acústico, en la cual intento sonar muy crudo y la forma en que tengo distribuidas las piezas de la batería me permite jugar con ambas manos. Creo que así la gente puede ver mejor lo que estoy tocando, y cómo lo estoy tocando".

¿Qué crees que es lo más difícil de aprender para los bateristas?

"Creo que la segunda cosa más complicada de aprender es tocarla bien y lo más difícil, es lograr algún éxito siendo baterista".

¿Piensas que los bateristas del rock en la actualidad esconden su falta de técnica en pegarle muy fuerte a la batería, pero no se puede apreciar una búsqueda más interesante en la percusión?

"Es muy difícil de responder. La batería en el rock es muy simple. Pueden tocar muy bien o muy mal, pero cualquiera sea el caso, no creo que sea una cosa muy complicada de hacer. No creo que escondan su técnica, porque los músicos ocupan la técnica en relación a lo que quieren hacer o lo que necesiten. Si tu música tiene muchas notas, obviamente, la batería será más intrincada, pero si al contrario, es una música muy simple, la percusión también lo será. Por eso te digo, que tiene que ver con la complejidad del todo lo que te dará el resultado final específicamente en la batería".



















¿Qué has escuchado o que te interesa de bateristas más jóvenes?

"No mucho, sólo he escuchado la evolución de la batería en los 50, los 60 y los 70, pero realmente no he examinado a muchos de los bateristas actuales. Aunque de todos modos hay algunos brillantes dando vuelta, como por ejemplo el baterista de Nueva York, Chris Hughes que es muy cerebral, también Gavin Garrison (actual Porcupine Tree) que es especialmente sobresaliente. Hay muchos grandes bateristas. La verdad es que me interesa más la búsqueda en el jazz que estar mirando para el lado si es que hay o no nuevos bateristas de calidad".

¿Y tú relación con las baterías electrónicas?

"Yo usé muchos elementos electrónicos por 15 años y creo que hay ciertas interesantes características en esas baterías. Los sonidos y las secuencias que se logran son muy atractivas y fáciles de usar, pero son muy caras y difíciles de trasladar en las giras, así que ahora he decidido volver a la batería acústica".

¿Qué banda, de las tantas que has tocado, ha sido la mayor influencia en tu manera de tocar el instrumento?

"Todas las bandas han influenciado en mí y cada grabación en donde participé ha sido un aporte para lo que soy hoy como músico. Me nutro de todos esos discos y me influencian en mi manera de tocar. Siempre trato de aportar con mi batería en la música de la banda, eso es lo más importante, no se trata del grupo, sino que de la música".

¿Qué consejos le darías a las nuevas generaciones de bateristas?

"Que practiquen, me temo que sólo eso puedo decirles. Todo depende de eso. Pienso que la batería es un lenguaje, tocar batería es lo mismo que hablar, es como un lenguaje vocal. Algunas personas dicen cosas muy simples o muy fuertes, ese es un baterista de rock. A veces el lenguaje puede ser como la poesía y ser muy sofisticado, a veces puede ser muy despacio y otras se puede hablar a gritos. La idea es poder recrear esos matices en la batería y controlarlos, eso es lo más importante. Entonces pienso que el jazz es la mejor música para tocar, porque es muy compleja, expresiva, por lo tanto es muy importante poder tocar fuerte pero muy controlado".

¿Crees que el jazz es la mejor manera de mostrar tus habilidades?

"No, no me interesa mostrar mis habilidades. Lo que me importa es lograr una conversación entre los cuatro integrantes en el escenario y seguir esa conversación por un tiempo prolongado, y finalmente, contribuir en el efecto que creará esa conversación. Para hacer eso, se necesita una cierta habilidad técnica porque la improvisación en vivo es muy rápida".





















¿Cómo fue la experiencia de hacer esta gira por América Latina?

"Muy similar a la de otros países. Aviones, backstages, hoteles y días soleados. Hago esto para vivir. Lo que puedo decir es que el público de aquí es muy generoso, obviamente porque nunca antes me habían visto. Esperaron quizás 25 años para verme, así que ha sido fantástico".

¿Qué planes tienes con Earthworks en el futuro?

"Todavía nos queda mucho por girar. Ahora estamos promocionando el disco en vivo doble "Footloose And Fancy Free" y un DVD, relacionado con el proyecto, llamado "Fooloose In NYC". También realmente disfrutamos de viajar por el mundo tocando."

¿Piensas que volver a tocar en Yes o King Crimson en el futuro es una posibilidad?

"Cualquier cosa es una posibilidad, pero ahora realmente estoy comprometido con Earthworks y es muy duro tomarse en serio algo, si siempre estás en alguna otra cosa. Si yo quería tomar las cosas en serio, tenía que dejar de tocar rock. Ya no estoy interesado en el rock. El rock ya no es nada para mí. No tengo nada que decir en el rock y creo que tengo mucho que aportar en al jazz".

¿Y por qué elegiste tan tajantemente la elección por el jazz en contraposición al rock?

"No es por el dinero, eso es seguro. Es por el estilo y por la libertad que te da. Eso es muy importante. La música es fresca cada noche y puede llevarnos a cualquier lugar. El show en Santiago no es el mismo de Montevideo y no es el mismo de San Pablo. Todas las noches son diferentes. No es como en el rock".

¿Cómo sentiste al público la otra noche?

"Fue fantástico, estaba emocionado. Fue una audiencia muy amable que fue a escuchar en todo momento. Fue grandioso y fabuloso".

OK muchas gracias Mr. Bruford.

Comentarios

BILL BRUFORD: ENTREVISTA

0 comentarios: