Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

miércoles, 25 de marzo de 2009

VICENTE AMIGO: NACIO el 25/03/1967













Vicente Amigo




Vicente Amigo (1967) guitarrista flamenco nacido en Guadalcanal (Sevilla, España) y criado en Córdoba. Empezó en el flamenco trabajando con artistas como Juan Muñoz (El Tomate), Merengue de Córdoba o Manolo Sanlúcar. Colaboró en el disco de Camarón de la Isla "Soy Gitano" de 1989. Compuso e interpretó a la guitarra el disco de José Mercé "Del Amanecer...".
Obtuvo el premio de guitarra de concierto en el Concurso Nacional de Córdoba en 1989. Con sus trabajos en solitario ha obtenido diversos reconocimientos, como el galardón flamenco de los 'Premios de la música'.

La música de Vicente Amigo, siempre inspirada en la poesía andaluza, autores tales como Rafael Alberti, o Federico García Lorca, junto a su manera de captar todo el sabor mediterráneo oriental del sur de España, es lo de mejor que en guitarra flamenca se produce. No es de extrañar que su éxito haya sido rotundo, sus colaboraciones dentro y fuera del flamenco, unido a su capacidad de composición exquisita y excepcional, hacen de Vicente Amigo un artista completísimo y de un carácter en sus melodías que imprime calma y arrebato en una perfecta armonía.


Discografía

* "De mi corazón al aire" (1991)
* "Vivencias imaginadas" (1995)
* "Poeta" (con la orquesta de cordoba orquestación Leo Brower)

(Originalmente llamado, "Concierto flamenco para un marinero en Tierra" inspirado en la obra de Rafael Alberti "Un marinero en tierra") (1997)

* "Ciudad de las ideas" (2000)
* "Vicente Amigo en concierto desde Córdoba. Ciudad de las ideas" (2004, DVD)
* "Un momento en el sonido" (2005)

Discografía: Colaboraciones con El Pele

* "La fuente de lo jondo" (1986)
* "Poeta de Esquinas Blandas" (1991)
* "Canto" (2003)

ENTREVISTA:

Vicente Amigo
por Javier Primo
(Enero 2001)

El guitarrista Vicente Amigo acaba de editar su cuarto disco en solitario, "Ciudad de las Ideas", ocho temas con ecos de jazz, aires árabes y, cómo no, flamenco de todas las edades y procedencias. Vicente nos recibe con los ojos un poco cansados y huidizos. Somos los últimos en una de esas rondas de entrevistas que las casas discográficas organizan para los medios en épocas de promoción. Bajamos al sótano del café, en las entrañas de un Madrid de épocas remotas.

Tu anterior disco, Vicente, estaba basado en tu "Concierto flamenco para un marinero en tierra" y lo llamaste "Poeta" en homenaje a Rafael Alberti. ¿Consideras ese disco algo aparte de los demás?

Es un disco como los demás. Es música mía. Lo que pasa es que es distinto porque este último va más en lo que siempre he hecho, guitarra esencialmente. Yo creo que es un disco tan flamenco como el primero, sino más, lo que pasa es que tiene algunos colores, de percusión, batería, esas cosas, que a lo mejor hay gente que pueda pensar que es menos flamenco o algo de eso. Pero yo lo digo por experiencia (risas), esto es flamenco porque a la hora de los ensayos... ehhh... me doy cuenta que es un disco de guitarra y tan flamenco como el primero. Yo creo que... hay... momentos (Vicente medita sus respuestas) donde puedes respirar el flamenco más mío y hay otros momentos en que... bueno... no tienen nada que ver el flamenco. El bolero, por ejemplo, es una composición que no tiene nada que ver con el flamenco... pero es música y tan mía como cualquier otro momento del disco.

Eres un músico flamenco, al menos por educación, pero no atado a este...

Exactamente. Mi música es como una especie de fusión sin etiquetas... y es porque mi forma de sentir es así. Yo salgo a la calle y me pueden interesar cosas de muy diferentes sitios y de muy diferentes estilos y gente muy diferente. Así es mi música. Lo que sí es verdad es que no me gusta llamarle flamenco a lo que no lo es. Pero también es verdad que en mi música hay cosas que son muy flamencas y cosas que no. Y no tengo que ponerle barreras a mi imaginación.

La etiqueta de flamenco levanta a veces muchas susceptibilidades. Tú lo sabes mejor que nadie.

Claro. Esa es otra. Porque yo no soy quien para decir lo que es y lo que no es flamenco. Mucho menos los que no saben

Te he oído decir que a ti no te gusta moverte en ambientes puramente flamencos. No te gustan esas voces críticas que parecen no estar nunca contentas...

Bueno, cuando yo me quiero mover en un ambiente flamenco me voy con los cuatro amigos y no voy a tener problema ninguno. Vamos a echar un rato y ya está. Pero no me gusta ir a tertulias de flamenco y esas cosas. No tengo tiempo para eso.

Un nuevo disco, algo diferente que contar...

Esto es como cuando se hace un guión para el cine. Ahora me ha tocado hacer otro. Yo creo que el argumento es diferente, la película es otra. Y también es verdad que es una continuación, un peldaño más que espero estar subiendo en mi vida como músico.

¿Sigue un tema central o es una colección de temas compuestos en un período de tiempo?

Quiero seguir dando lo mejor que tenga. Este disco está cargado de melodías como toda mi música. El tema "Ciudad de las ideas" es una mezcla de cosas que hay dentro de mí y que me parecen muy interesantes. Hay unos coros que parecen salir del fondo de la Tierra y canta Montse Cortés muy bonito y lo que se desarrolla en medio es un tema flamenco, flamenco, flamenco. Es el tema "Tres notas para decir te quiero", busco la melodía, la naturalidad y el ritmo. Y hay unos tangos ("Compare Manuel"), inspirados en el mundo de las celebraciones gitanas, de las bodas y todo eso. Luego, hay un tema, "Tatá", que es una rumba pero no es una rumba, tiene que ver con el merengue, es un juego, algo divertido que trata de buscar una formula rítmica. Y hay una soleá ("Córdoba") que es una de las cosas que puedo decir que he aportado, que es una cosa mía".

La soleá de Vicente Amigo.

Sí, yo creo que es mi soleá. Todos los artistas tienen que tener una búsqueda interior y yo creo que he encontrado ahí algo que había dentro de mí.

Está dedicada a Córdoba, tu ciudad.

Sí. Pero es Córdoba y es Andalucía. Cuando escuchas eso estás escuchando Andalucía.

A sus 33 años Vicente Amigo se ha construido una carrera sólida. Y ha ayudado a arrancar o consolidar la de otros artistas. Una ojeada a su lista de colaboraciones como músico, compositor o productor: El Pele, Vicente Soto, Potito, Carmen Linares, Remedios Amaya, José Mercé, Luis de Córdoba, Dieguito el Cigala y otros que se quedan en el tintero. En muchos casos, estas colaboraciones han producido unos logros artísticos y comerciales más que destacables.

Vicente, todo lo que tocas últimamente se convierte en oro, las producciones...

Pues me voy a tocar el bolsillo también (risas).

¿Es cuestión de olfato o de trabajo?

Yo creo que se juntan unas pocas cosas. Lo primero es el amor, si le pones amor a lo que haces no tienes nada que perder. Es saludable y te hace sentir bien. Luego, lo que venga. Y si después funciona... supongo que te refieres a la grabación de Mercé y a la de Remedios, a eso... pues lo hice con todo el amor del mundo. Lo del disco de Mercé fue muy especial porque es un disco íntegro mío, un disco hecho a mi forma. Y siempre que me llaman para que ponga mi personalidad y digo que sí, pues me entrego. Pero también es verdad que la gente se ha entregado y... la suerte también cuenta.

Sí, pero cuando la suerte se repite varias veces...

No sé. Es mucha suerte (risas). O que le gustas a la gente porque transmites. Yo, desde luego, no me compro un disco que no me guste.

¿Has llegado hasta al punto de sentirte agobiado, comprometido, con otros artistas que te piden que les hagas cosas?

Uffff. Sí. Mucho, mucho. Muchas veces tienes que decir que no puedes, y yo no sé decir que no. Y muchas veces te llaman y no puedes, no puedes estar todos los días grabando con todo el mundo. No hay tiempo físico, ni cuerpo, ni energía para eso. Y dices que no puedes y a lo mejor te creas un enemigo porque se piensa que te has subido a la parra. Yo soy muy aficionado y me gusta el cante pero ahora no puedo porque tengo que estar dedicado a lo mío, a mi disco, a mi compañía que apuesta por mí.

De hecho, has llegado al punto de colaborar contigo mismo, con las voces.

Sí, pero es anecdótico. A mí me gusta cantar pero no para demostrar que canto. A veces hay mensajes, por cuestión del carácter que le quieras dar, de tu forma de ver y si resulta que lo puedes hacer, ¿Por qué no?

Te he oído decir que el arte es lo divino y la guitarra sólo un instrumento para expresarlo. Tienes el instrumento ¿Y lo divino?

Yo creo que poseo...(duda), que me perdone quien crea que no, yo creo que sí (risas), para que voy a decirte que soy un instrumento. Mira, el arte es divino pero no existiría si no están aquellos que lo perciben y se emocionan con él. Y el gusto se puede desarrollar y hay mucha gente que se emociona con música con la que yo no me emociono. De todas maneras, lo que me hace emocionar yo considero que tiene arte. Y nada más por el hecho de que me pueda emocionar con el arte ya estoy teniendo algo de divino. Y eso es un privilegio. Pero eso depende mucho del que escucha. A mí me encanta Pat Metheny y hay gente que le pone peros pero a mí me da igual.

Sí, es una influencia clara y no sólo en ti sino en otros guitarristas como Cañizares.

Bueno, ahora se están pidiendo colaboraciones de flamencos o cosas que tengan connotaciones flamencas en todo tipo de discos. El flamenco bebe de otras fuentes lo mismo. Y a lo mejor es para hacerlo un poco más abierto o por mera necesidad del artista porque él pertenece a esa música o la música a él.

Eso puede hacer que la gente se acerque más al flamenco pero también puede hacer que la gente crea que el flamenco es otra cosa.

Sí, desde luego. Si yo dijera que eso está mal estaría hablando en mi contra. No porque estemos hablando de flamenco sino de creatividad y si un músico decide que quiere poner algo de flamenco en su disco hay que escuchar el resultado a ver si te gusta. A priori, yo veo todo perfecto, que la gente tenga libertad para abrirse a otras músicas o para cerrarse. Que cada artista tenga su criterio.

¿Te consideras buque insignia de la nueva generación de guitarristas? Mucha gente te ve así.

Yo me considero un guitarrista más de los de mi generación. Y me considero un artista. Que es por lo que me muevo, no soy un hombre pegado a una guitarra, me gusta disfrutar de muchas cosas y plasmarlo después en mi guitarra que es el medio en que me expreso mejor pero... vamos... yo trato de dar arte, no sólo guitarra.

El filtro de tu guitarra.

Por supuesto. Todo lo que me emociona lo quiero hacer mío. Eso es muy común en los artistas y yo soy un poco místico para esto del arte, a lo mejor no hay que serlo, pero yo lo soy. Este momento de la vida me ha pillado un poco así.

No te ha dado por el budismo o algo así.

No, he leído algunas cosas y me interesan mucho. Pero a ratos. Soy así, disfruto del momento. Me interesa una cosa y me deja de interesar. Pero siempre trato de que haya algo que me interese. Un aliciente.

¿Qué te interesa últimamente?

Pues Kavafis, el poeta. Mi disco se llama "Ciudad de las ideas" por un poema suyo que se llama "El primer peldaño". Es el poeta que más me ha dolido y el que más me ha curado. Es increíble como este poeta puede ayudar al alma de las personas.

¿Te gusta la poesía?

Me interesa todo. Pero no tengo tiempo para leer lo que quisiera, igual que no tengo tiempo para escuchar todo lo que quisiera, ni ver las películas que quiero ver. Ni a lo mejor para tocar la guitarra todo lo que quisiera.

Está el lado místico, pero tocar, componer, es cuestión de trabajo.

Es trabajo. Pero yo le doy mucha importancia a lo místico, a la hora de percibir el arte. Yo no soy del mundo de los toros pero voy a ver a algunos toreros por razones de arte. Mi abuelo me llevaba a los toros y me aburría porque no entendía muy bien... pero hay artistas del toreo que te dejan enganchaos para siempre. Y hay flamencos que hacen a la gente venirse de otros países porque les ha llenado. No es que digan "voy a ir porque he visto el flamenco". No, han escuchado a algún artista que ha cambiado sus vidas. El arte es eso.

¿A ti quién te enganchó en el flamenco?

Paco de Lucía, cuando tenía 3 años. Por su culpa toco la guitarra. (Risas). Si no os gusta, le echáis la culpa a Paco (más risas).

Recuerdo esa letra, "me gusta fumar la yerba, la hierbabuena". ¿La había donde la compusiste?

Fue en Córdoba. Decía, "me gusta saborear", no digo (risas) "fumar". Eso lo has dicho tú. Yo ya no fumo. Fumaba hace 10 años, pero fumaba tres paquetes de tabaco, rubio, cualquiera, Fortuna, Chester, Lucky, Marlboro, como un carretero.

¿Ha sido un parto fácil, este último disco?

Hombre, me ha costado algo. Pero yo creo que cuesta más trabajo meterse en una mina y no ver el sol. O subirse a un andamio. Yo a lo que concedo valor es al resultado, hacer algo muy mío y dárselo a la gente que le guste la música.

No se lo dais, se lo cobráis.

(Risas) Hombre, claro, lo cobramos. ¡Y lo que me cobran a mí por poner los azulejos en el cuarto de baño!

Javier Primo.
Publicada en la revista de flamenco "alma100". Enero, 2001.

Comentarios

VICENTE AMIGO: NACIO el 25/03/1967

0 comentarios: