Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

domingo, 15 de febrero de 2009

BOSSA NOVA





BOSSA NOVA_Joao Gilberto y Antonio Carlos Jobim




BOSSA NOVA

Dentro de la tradición de la música popular brasileña podemos hablar
de la Samba y la Bossa Nova. En ésta ocasión nos ocuparemos de
analizar la Bossa Nova ya que en éste momento es el estilo de música
brasileño más conocido y el que ha modernizado la cultura musical
brasileña si bien, sigue manteniendo una importante relación con el
pasado.
Ya cansados de los ritmos brasileños imperantes hasta entonces
como eran la samba, el cha – cha – cha o el bolero
experimentaron nuevas formas musicales a partir del jazz
proveniente de Estados Unidos.
Podemos encuadrar la Bossa Nova dentro de la llamada Música Popular
Brasileira (MPB). Música relacionada con los sones cubanos, el jazz
americano y ritmos africanos que dan una variedad infinita de
melodías y ritmos regionales, así como la existencia de gran
cantidad de artistas y creaciones. Se puede decir que la MPB es un
tipo de música brasileña de calidad que deriva de la samba pero que
a su vez acepta otro tipo de influencias.
Tradicionalmente se han considerado a Joao Gilberto y Antonio Carlos
Jobim los padres de éste peculiar estilo denominado Bossa Nova que
comenzó en los barrios ricos de Ipanema y que ha acabado
trasladándose a todo el mundo, haciendo conocida la música brasileña
más allá de sus fronteras. Según cuentan Gilberto y Jobim se reunían
en sus apartamentos junto con otros jóvenes. Ya cansados de los
ritmos brasileños imperantes hasta entonces como eran la samba, el
cha – cha – cha o el bolero experimentaron nuevas formas musicales a
partir del jazz proveniente de Estados Unidos.


Su aparición se remonta a los años 50 y tuvo gran influencia sobre
la tradicional samba, si bien tiene mayor complejidad armónica y
melódica y trata de situar al mismo nivel tanto la melodía como el
ritmo. Se trata de música poética en la que la guitarra suele tener
un papel muy importante y está fuertemente asociada al jazz. Todos
estos elementos son los que consiguieron que la Bossa Nova
revolucionara todo el ambiente musical tanto en Brasil como en todo
el mundo.
Volviendo a los padres de la Bossa Nova: junto a Joao Gilberto y
Carlos Jobim, un grupo pequeño de músicos (Chico Buarque, Luiz
Bonfá, Carlos Lyra, Baden Powell y Vinicius de Moraes) se dedicaron
a pulirle el sonido, a hacerlo más intimista para culminarlo con uno
de los mayores éxitos de la historia de la Bossa Nova que fue la
canción “A Garota de Ipanema”. También se pueden destacar grupos
como Os Cariocas que ayudaron mucho a su desarrollo y difusión
mundial. También hay que hablar de la figura de Edu Lobo que hizo de
nexo de unión entre dos generaciones y que renovó la Bossa Nova con
algunos ritmos nordestinos y también más africanos.
Gracias a todos éstos personajes y también al momento histórico que
estaba viviendo Brasil, la Bossa Nova llegó incluso a desbancar a la
samba, se trató de un auténtico cambio en la música brasileña y de
un periodo fuertemente creativo.


Para poder comprender éste gran éxito mundial, debemos volver a
aquella época en la que se vivía una autentica plenitud de la
creatividad. Los estilos Be – Pop y el Jazz eran los que más
destacaban en Estados Unidos y por aquel entonces ya se empezaba a
sentir en Brasil ésta influencia en sus nuevas creaciones. El jazz
brasileño comenzaba a cambiar y se empezaban a incluir éstos nuevos
estilos en las estructuras y en las interpretaciones, lo que dos
años más tarde llegó a convertirse en lo que se llamó la Bossa Nova.


La exportación de la Bossa Nova también ha traído consigo
algunos inconvenientes como fue que se simplificaron demasiado
sus formas y estructuras y algunos autores llegaron a
convertirla en prácticamente un hilo musical sin ningún tipo
de originalidad.
Llegó a conquistar el mundo entero y entabló una fuerte relación con
el jazz, que se volvió recíproca, ya que grandes intérpretes del
jazz comenzaron a interesarse por éste nuevo estilo brasileño y lo
fueron incorporando a sus repertorios. Antes de su difusión
internacional se dio a conocer dentro del territorio nacional, sobre
todo en Río de Janeiro donde se realizaron infinitos espectáculos.
Un claro ejemplo de ésta difusión fue el primer festival nacional de
Bossa Nova que se produjo en Sao Paulo en el Teatro Record y que
tuvo un gran acogimiento en toda la población brasileña. Otro de los
vehículos importantes de difusión del nuevo estilo y desde el que
fue impulsado, fue el teatro en el que se realizaron gran cantidad
de obras en las que participaron los autores más conocidos como Joao
Gilberto, Carlos Jobim o Vinicius de Moraes. El movimiento ya se
había vuelto conocido y esto propició que se les abriesen las
puertas a la fama y a la total exportación de su música a todos los
países del mundo, incluyendo la tan ansiada Nueva York.
En 1962, tuvo lugar un concierto en Nueva York, en el Carnegie Hall,
que se convirtió en la presentación oficial de éste estilo nacido de
las clases altas de Brasil. Tras éste concierto se convirtió en el
nuevo escenario del movimiento que lo adoptó como propio dándole
amplia cobertura en los medios de comunicación, como por ejemplo la
CBS o la Audio Fidelity. El concierto fue un éxito incluso antes de
producirse, ya que dos días antes las entradas se habían agotado y
según se dijo se cree que más de mil personas llegaron a quedarse en
las puertas del teatro. Al término del concierto la gente no pudo
parar de aplaudir aquella música que hasta entonces había
pertenecido a la música popular brasileña pasaba en ese mismo
momento a convertirse en una música referente para el mundo entero.
Además muchos de los artistas brasileños que se dedicaban a la Bossa
Nova, después de éste evento y tanto éxito decidieron tomar América
como su patria y seguir sus creaciones desde allí.
La exportación de la Bossa Nova también ha traído consigo algunos
inconvenientes como fue que se simplificaron demasiado sus formas y
estructuras y algunos autores llegaron a convertirla en
prácticamente un hilo musical sin ningún tipo de originalidad. Un
claro ejemplo lo podemos tener en las miles de versiones que se han
llegado a hacer de “A Garota de Ipanema” y que han hecho que los
principales elementos de la Bossa Nova que incluía ésta canción
hayan terminado por perderse y no tenga nada que ver con la
original. Lo que no quita que la Bossa Nova siga siendo una de las
músicas más importantes de nuestro tiempo. Una de las más
escuchadas, hace las delicias de todos los grandes aficionados del
jazz y de la música brasileña y que en éstos tiempos que corren de
nuevo ha vuelto a tomar fuerza con la edición de recopilatorios y la
aparición de nuevos artistas dedicados a éste estilo tan peculiar
que tanto revolucionó en su momento la sociedad brasileña.

Comentarios

BOSSA NOVA

0 comentarios: