Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

martes, 24 de febrero de 2009

DEEP PURPLE en COSQUIN ROCK 2009

El interminable oficio de Deep Purple

Tras un comienzo más que errático, y ante 22 mil personas, la banda pionera del hard rock remontó un recital que parecía destinado al fracaso. Antes, cumbre oriental con No Te Va Gustar y La Vela Puerca.

Deep Purple. Foto de José Luis García

Todo parecía responder a la leyenda: había parado de llover (desde el primer Woodstock para acá, todos sabemos que un festival de rock sin lluvia no lo es tal, y mucho menos un Cosquín Rock) y Roger Glover, desde su bajo, comenzó a comandar a esa nave nodriza llamada Deep Purple con los inmortales acordes de "Highway Star". Pero, epa, ¿qué pasa con la garganta de Ian Gillian? ¿Qué significa esa tos disimulada, esa agitación similar a la de un asmático en pleno ataque de su enfermedad? "Ya venimos, quédense tranquilos", anunció el vocalista, y tanto el tecladista Don Airey como el guitarrista Steve Morse salieron a campear la situación con sendos solos. Para cuando Gillian volvió (calzado con unos zuecos Crocs, que enseguida abandonó), los problemas en su gola seguían. Otro parate, y Airey que interpretaba "Adios nonino" de Piazzolla ("Tocate una de la Mona, culiao", se escuchó entre la gente) y el tema central de Star Wars. Vuelta a escena de la banda, y los Purple que zafaron de una situación casi cercana al papelón con el tremendo oficio de sus casi cuarenta años de trayectoria (los cumplen este año). La recuperación comenzó con "Perfect Strangers", y para "Space Truckin’" y "Smoke on the Water" la maquinaria sonaba aceitada, aunque cuidando las intervenciones del vocalista a lo mínimo. Al final, "Hush" y "Black Night" cerraron un show con altibajos, y dejó a todos pensando como será su presentación en Buenos Aires…

Antes y después de Purple, la gran protagonista fue la lluvia, ya sea en forma de una garúa tenue y molesta o como chaparrones capaces de asustar y embarrar al más curtido. Tras Cielo Razzo, Los Cafres brindaron su cuota reggae, incluso con Guillermo Bonetto atreviéndose a cantar tímidamente "Smoke…" (hubiese sido diverida una versión dub a la Dread Zeppelin, algo así como Dub Purple, ¿no?). Y posteriormente, la cumbre charrúa en pleno centro de la Argentina, de la mano de No Te Va Gustar y La Vela Puerca. Ambas bandas compartieron guitarrista invitado (Omar de Hereford), Sebastián Teyseyra y su tocayo Cebolla Cebreiro se unieron al final del set de NTVG (que basaron su show en El camino más largo, y Emiliano Briancciari homenajeó a Sokol y a sumo con una toma de "Mañana en el Abasto") para "No era cierto", y luego desplegaron todo su histrionismo en clásicos como "De atar", "Zafar" y "El viejo".

Luego de Purple volvió el aguacero, pero ya de manera más violenta. Eso no asustó a Ricardo Iorio y Almafuerte: más tranquilo que de costumbre y hasta tirando "buena onda" (se permitió un saludo "al loco de Catupecu y su hermanito") desfilaron "El visitante", "Toro y pampa", "Yo traigo la semilla", "Convide rutero" y el final con "A vos amigo", con el habitual lucimiento de la guitarra de Claudio Marciello. A esperar la última jornada, entonces...

Por Pablo Strozza

Comentarios

DEEP PURPLE en COSQUIN ROCK 2009

0 comentarios: