Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

martes, 24 de febrero de 2009

JAZZ: Livia Barbosa


La Lady

Mientras prepara su cuarto disco, Livia Barbosa adelanta canciones e innova repertorio todos los sábados, en su ciclo de Biblioteca Café, “Coincidencias”.

Por Guadalupe Treibel

A Livia Barbosa le dicen “The Lady” porque, sobre el escenario, es una dama. Voz local del jazz, suma discos (tres), armonía y espectáculos. Enero la tiene con show fijo –Coincidencias– todos los sábados a las 21 en la Biblioteca Café, con sede en Marcelo T. de Alvear 1155, donde se desquita y hace de todo. “Standards que no había cantado nunca, música brasilera y tangos”, enumera la intérprete y justifica el título del ciclo: “Coincide la buena música. Con un repertorio ecléctico, prefiero unir sin crear diferencias, sin etiquetar”. Y ese no-catalogar incluye temas de Bill Evans a María Schneider, pasando por Gardel, Blossom Daire y otros.

Además de darse el gustito, la elección suma canciones de su próximo disco que, según ella misma adelanta, empezará a grabar el 20 de enero. “Algunos, no todos”, aclara precavida. Sobre el larga duración, cuenta: “Van a ser temas de jazz moderno de autores no muy conocidos de Europa y Estados Unidos. No voy a grabar standards por una cuestión de espacio, aunque –personalmente– me encanta hacerlos”.

Al parecer, hay posiciones marcadas y escindidas respecto de los standards: están los en-contra, que piensan que arte es componer, y los a-favor, que siguen resaltando el poder de una buena interpretación. Para Livia, la cuestión anti standard es una moda snob. “Se ha impuesto la necesidad de hacer cosas inéditas cuando en la recreación hay mucho de creación. Para recrear, hay que crear”, asegura la intérprete.

Livia también critica la importancia que se les da a las brechas generacionales: “Los grandes no van a escuchar a los más jóvenes y viceversa. Es una especie de locurita limitativa sinsentido. Todo lo que limita cierra puertas y siempre hay que rescatar lo que se deja, nutrir la creación de uno”.

¿Cómo elige sus canciones? “Un tema puede ser maravilloso, pero si no me llega, si no me toca algo, no puedo expresarlo. Me interesa cantar de adentro hacia fuera; no de la boca para fuera. Por supuesto, también elijo por calidad melódica, texto, poesía. ¡Y a trasmitir lo que uno cree que el compositor quiso decir!”

De sus shows más reconocidos, vale mencionar Broadway, musical inspirado en canciones de Cole Porter y George Gershwin, producido por Gustavo Levit. “Fue hace muchos años; mi hija tenía unos 5 o 6 años. Recuerdo que, cuando me llamaron, dije que no hacía musicales porque había que bailar y actuar. Pero igual me quisieron en el espectáculo. Y fue una experiencia lindísima”, recuerda Barbosa. En 2004, otra experiencia que sumó porotos: ser cantante de la Gran Banda de Jorge Navarro.

Para febrero, ya prepara las valijas. “Me voy a Santa Fe a dar una clínica de voz. Me gusta porque me permite contar cómo funcionan las cuerdas vocales, cuál es la importancia del oído, la autoconciencia, la ubicación de la voz, la higiene vocal.”

Con referentes musicales como Billie Holiday, Ella Fitzgerald o Duke Elling y Miles Davis, Livia Barbosa es una creyente del jazz. “Siempre digo que si uno aprende armonía jazzística, después puede tocar lo que quiera. Es como haber recorrido varias autopistas y luego elegir un camino”, plantea la artista. Pero el género necesita difusión: “Hay que darle una oportunidad, tiempo, ir encontrando los códigos. Se necesitarían más clubes de jazz para que exista la chance de degustar el estilo, acercarse. Es una pena, porque es muy rico”. Y aunque reconoce que a veces hay un “poquito de discriminación” hacia las mujeres en la escena, destaca trabajar con inteligencia todo lo puede. Así lo hace una gran dama.

Comentarios

JAZZ: Livia Barbosa

0 comentarios: