Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

domingo, 25 de octubre de 2009

Una orquesta de ukeleles, pura emoción y alegría


Un instrumento modesto aprovechado al máximo por la irreverente Ukelele Orchestra de Gran Bretaña, que interpreta canciones de Nirvana y los Sex Pistols, entre muchos otras bandas.

Por: Sarah Lyall para The New York Times y Clarín

LA UKELELE ORCHESTRA interpreta "Smells Like Teen Spirit", de Nirvana.


Si la Orquesta de Ukeleles de Gran Bretaña existe en parte para derribar expecta­tivas, la primera que derriba es, entonces, la expectativa de que va a ser muy, muy mala. "El alivio es una de las mayores emociones de nuestro público", declaró Dave Suich, integrante de la orquesta.

Pero la feliz sorpresa de encontrar algo totalmente distinto de la inco­modidad del punteo del banjo que la gente imagina, no llega a explicar totalmente el profundo amor que inspira la orquesta, no sólo en Gran Bretaña, sino en Europa e incluso tan lejos como en Nueva Zelanda y Japón. La orquesta pasó de ser la pa­sión privada de un grupo numeroso pero apenas visible de devotos para adquirir una popularidad masiva en septiembre cuando se presentó ante una multitud que agotó las localida­des en el festival musical de BBC Proms en el Royal Albert Hall.

"Se han convertido en una ins­titución muy querida", publicó The Observer de Londres. En The Financial Times, Laura Battle elogió la "habilidad consumada" de los integrantes de la orquesta y comentó que el "sonido sofisti­cado que producen –tanto en la percusión como en la melodía– es a la vez exultante y emotivo". Par­te del atractivo se debe a que el grupo –son ocho y todos cantan y tocan el ukelele– extrae más de lo que parece humanamente posible de semejante instrumento, tan di­minuto y modesto, con sus cuatro pequeñas cuerdas. En parte se de­be al sentido del humor impasible, en el que se ríen de sí mismos y de la música.

Deliberadamente, no han bus­cado contratos discográficos y la mayor parte del dinero que ganan proviene de las alrededor de 150 actuaciones en vivo por año y de álbumes que venden directamen­te desde www.ukuleleorchestra.com, su sitio en Internet.

Es bueno señalar el insospecha­do deleite de su repertorio, una se­rie flexible de géneros que va desde "La carga de las Valkirias" hasta "Anarchy in the UK" (en español "Anarquía en el Reino Unido") de los Sex Pistols, que interpretan co­mo una amigable canción popular, infundiendo a letras como "Soy el Anticristo" de una afabilidad sim­pática. También tocan una versión de "Smells Like Teen Spirit" (en español "Huele a espíritu adoles­cente") de Nirvana.

Los ukeleles resultan ligeramen­te humorísticos y graciosos, sobre todo desplegados por adultos vesti­dos de smoking. "En cuanto entran ocho personas al escenario con los ukeleles, ya son ganadoras", dijo Will Grove-White, un integrante de la orquesta. Emplean sus voces: silbar de determinada manera, por ejemplo, puede acercar el sonido a un instrumento de viento. Golpear un ukelele para apagar las cuer­das, y después mover levemente hacia arriba y hacia abajo la mano que no puntea puede remedar el "wa-wa" del pedal de una guitarra eléctrica. Para burlarse de las can­ciones llenas de notas largas exu­berantes, la orquesta toca sucesio­nes rápidas de punteos cortos. "En el caso de las improvisaciones de heavy-metal, extraerlas del uke­lele hace que suenen realmente débiles", dijo Grove-White. "Es una buena forma de burlarse de la pomposidad".

Comentarios

Una orquesta de ukeleles, pura emoción y alegría

0 comentarios: