Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

miércoles, 7 de octubre de 2009

MERCEDEZ SOSA III: Palabras que brotan desde el corazón



Un amplísimo arco de personalidades recordó a Mercedes con frases de cariño y admiración. La noticia recorrió el globo, haciéndose eco en todos los portales periodísticos.


El fallecimiento de Mercedes Sosa provocó reacciones tan numerosas como los afectos que la tucumana supo conquistar durante su carrera. Artistas, amigos y admiradores quisieron ponderar el mensaje de su vida en una serie de reconocimientos a la que también contribuyeron figuras importantes de la política nacional e internacional. Así, el adiós de La Negra se transformó en un coro variopinto en el que “libertad”, “compromiso” y “talento” fueron las palabras recurrentes.

Víctor Heredia fue uno de los que acompañó a Sosa hasta los últimos instantes. “Fue la voz de quienes no teníamos la posibilidad de decir una enorme cantidad de cosas en la época de la dictadura. Destaco lo que significó su mirada sobre la justicia y el espacio democrático, y rescato el ejemplo que dio su figura de luchadora”, dijo. Más tarde, el guitarrista, violinista y compositor Carlos “Peteco” Carabajal consideró que “habría que hacer una peña eterna” para homenajear a la figura y para “movilizar la conciencia ciudadana” a través del compromiso social que ella sostuvo. Y ése era sólo el principio: Juan Falú relativizó la ausencia física de su ídola y aventuró que “la artista y la gran voz son eternas”. En tanto, Argentino Luna aseguró que se moría “algo de Argentina” aunque según él “no había que llorar mucho” porque se trataba de alguien que “cantó, soñó, construyó y bailó”. Luna se permitió incluso una salida de posible lectura humorística: “La Negra –dijo– está viva acá a la vuelta, en la disquería”.

En contraste, hubo otros que no podían contener el dolor. El Chango Farías Gómez confesó sentir “una tristeza terrible”, porque se estaba despidiendo de alguien “importante a quien necesitamos mucho”, al tiempo que Suna Rocha estimó que se trataba de “la mejor cantante argentina de todos los tiempos”, cuya ausencia dejaría un espacio vacío. Pero sin duda una de las más desconsoladas era Teresa Parodi. “Estoy con una angustia grande, porque Mercedes es imprescindible. Una luchadora, un ser humano irrepetible que nos ha dado mucho a todos”, analizó. En la misma línea habló Liliana Herrero. “Extraño su canto, extraño su fuerza, su espíritu de lucha. Pero nos queda el consuelo de que su voz, su historia cultural y política ya es eterna”, señaló.

El chamamecero Antonio Tarragó Ros explicó que “Mercedes fue un ser sensible, bondadoso, sin ningún tipo de maldad”. Consultado por la prensa, Facundo Saravia –ex integrante de Los Chalchaleros– hizo lo propio al opinar que “nos dejó la embajadora de nuestra música popular”. “Digo música popular y no sólo folklore porque a través de los años fue incorporando a su repertorio otros géneros y llegó al mundo entero”, puntualizó. A su vez, Jaime Torres comparó a La Negra con Carlos Gardel y la rotuló como una cantora “formidable” e “inapelable”. “Si hubiese sido a la inversa –arriesgó el charanguista–, a Gardel le hubieran entregado el Mercedes Sosa de Oro”.

Los cultores de otros géneros no se quedaron atrás. El Paz Martínez sentenció que para él Sosa fue “la más grande que dio el país”. “A su voz increíble le agregó otro tipo de mensaje, lo que la potenció. Hoy perdí no solamente a una artista tremenda, perdí un poquito de vuelta a mi vieja”, se emocionó. El tango tampoco esquivó el llanto y Mariano Mores no dejó de remarcar la valía de “un ser privilegiado que dio lo mejor”.

Entre los jóvenes valores la desazón era evidente. Recién llegado de Córdoba, Luciano Pereyra asumió que iba a “extrañar su protección de la madre de los cantores”. “Siempre sentí su apoyo y cariño, por eso es que se va a hacer difícil pensar en el canto popular sin su presencia”, dijo. Además recordó con emoción que “cuando le llevaron mi primer disco, marcó cosas que debía mejorar en el repertorio y sus consejos, como los de Don Horacio Guarany, están presentes permanentemente”. A su turno, Soledad Pastorutti rememoró que se habían cruzado por primera vez en 2005 en un festival en la Plaza de Mayo, y que a partir de entonces habían desarrollado un contacto permanente. “Ella dejó el legado de que, pase lo que pase, hay que cantar siempre lo que uno siente como verdad. No se calló nunca”, sintetizó la cantante. Profundamente conmovido, León Gieco dedicó el show de anoche en Tucumán a Mercedes, y pudo soltar algunas palabras, con un nudo en la garganta, entre las canciones: “Mercedes ha sido la voz y la cantante más increíble de la Argentina y más que un adiós hay que darle una bienvenida a la eternidad. Siempre estará su voz en cada canción. Como ella era intérprete, cada vez que nos elegía una canción, además del honor y el orgullo que eso nos provocaba a los compositores, sabíamos que esa canción pequeña iba a volverse grande, porque, gracias a ella, sería cantada por millones en el mundo”.

La lista de condolencias fue descomunal. Músicos como Daniel Toro y Tilín Orozco coincidieron con representantes de distintas organizaciones, como el presidente de la Academia Argentina de Folclore, Antonio Rodríguez Villar, o el director de Radio Nacional Folclórica, el conductor y escritor Marcelo Simón. Estela de Carlotto, presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, resaltó que la tucumana “fue una constante defensora de los derechos humanos”. Y el periodista y biógrafo de la artista, el mendocino Rodolfo Braceli, se negó a hablar de homenajes “porque eso significa muerte, y ella sigue viva en el corazón”.

Los extranjeros también se hicieron escuchar. A los miles de mensajes enviados al site oficial de la intérprete se agregó el de la cantante italiana Laura Pausini, quien anteanoche, en un concierto ofrecido en Buenos Aires, declaró que Sosa era un referente para ella y le dedicó su versión de “Gracias a la vida”. Difundida la noticia del deceso, un comunicado de prensa de la cantautora Shakira informó que para la estrella colombiana “Mercedes deja el mundo lleno de sus cantos, poblado de sus versos”, y añadió que “fue la voz de sus hermanos de la tierra que elevó el canto del dolor y la justicia”. Para Shakira, Sosa fue “admirada primero en la lucha solidaria” y “sufrió el exilio dando ejemplo de coraje”. Shakira reconoció que “fue un honor cantar con ella” y que “era la idea: no repetía estrofas sino que transmitía el pensamiento hondo del verso y de la música”.

En ámbitos oficiales se elogió la calidad humana y artística de la fallecida. El gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, manifestó el “profundo dolor” de la provincia y afirmó que “la Argentina llora a una de sus hijas más talentosas”: “Se va una mujer que trascendió las fronteras y proyectó al folklore no sólo como un emblema artístico y cultural a nivel mundial sino también como un canto de libertad y de justicia”, evaluó. “Quiero transmitir, en nombre de la provincia de Buenos Aires, el profundo dolor causado por la pérdida de La Negra, la voz de Latinoamérica, embajadora de nuestra cultura y símbolo indiscutible de compromiso social. Hoy nos quedan su recuerdo y el cariño por su tierra que supo interpretar y compartir en cada nota y en cada palabra”, señaló el mandatario. Igualmente, el canciller Jorge Taiana dijo que como ministro rendía homenaje “a una gran embajadora de la cultura argentina”. Desde la cartera de Salud, Juan Manzur siguió la misma línea.

Otras tendencias políticas reaccionaron de modo similar. El diputado Martín Sabbatella afirmó que la extinta dejaba “una gran herencia cultural” y que había sabido “conjugar la excelencia artística con un compromiso inquebrantable con los humildes, los perseguidos y los postergados”. Desde otra zona del abanico ideológico, el jefe de la bancada del radicalismo en el Senado, Ernesto Sanz, advirtió que, “si bien nos duele la pérdida, sirve para reforzar de qué manera los valores, más allá de los gobiernos y tiempos, permanecen inalterables”. En la Capital, el ministro porteño de Cultura, Hernán Lombardi, opinó que los temas de La Negra “significaban festejar la libertad de la democracia y construir un país con mayor equidad”.

Conforme avanzaba el día se fueron agregando manifestaciones de afecto. Los gobiernos de Ecuador y Chile expresaron su admiración por la “voz de América latina”, en tanto que el presidente venezolano, Hugo Chávez, lanzó un “viva” en memoria de Sosa durante su programa dominical de radio y televisión ¡Aló Presidente!, que ayer se transmitió en cadena nacional. Asimismo, Brasil ofreció su pésame y expresó gratitud por su “contribución a la música y por mejorar la vida. “¡Gracias, Mercedes, que nos has dado tanto!”, dijo en español el ministro de Cultura del país vecino en una nota oficial. Paralelamente, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva definió a La Negra como la dueña de “una voz inmortal”, y el cantante Milton Nascimento admitió estar “abatido y sin ganas de pronunciarse públicamente”.

El Altiplano soltó su propio lamento cuando el gobierno de Bolivia informó que se marchaba una voz “que estaba al lado de los pobres”. Así lo consideró el ministro de Culturas, Pablo Groux, quien aseguró que la personalidad de Sosa había marcado el destino de los “pueblos revolucionarios”. “Murió una inspiración que siempre ha estado al lado de los movimientos sociales, al lado de los pobres, al lado de los que aspiraban a un tiempo mejor”, sentenció.

Y no sólo América sintió la pérdida. El presidente de Israel, Shimon Peres, se refirió a la tucumana comentando que “encarnaba la liberación de Latinoamérica y, de alguna manera, también la decepción que trajo consigo esa liberación”. A continuación recordó que la folclorista había visitado en varias ocasiones Israel, donde cantó en hebreo. “Nos van a faltar su voz y su espíritu”, apostilló.

La prensa internacional no se ahorró homenajes. En España, El País, El Mundo y ABC cubrieron el hecho y aseguraron que Sosa “popularizó la música”. Por su parte, La Repubblica, de Italia, lamentó la partida de la “artista símbolo de la resistencia a la dictadura militar”, y The New York Times de Estados Unidos, El Universal y La Jornada de México, El Diario de hoy de El Salvador, El Comercio de Perú y El Nacional de Venezuela también publicaron la novedad en sus portales. O Globo, de Brasil, afirmó que “el mundo pierde la voz y la fuerza de Mercedes Sosa”, a la par que El Mercurio de Chile ponía como primera nota de su portal el “pesar en Argentina”. En Uruguay, El País y El Observador destacaron que la Argentina despedía a su artista “más querida”. El abrazo fue universal.

Comentarios

MERCEDEZ SOSA III: Palabras que brotan desde el corazón

0 comentarios: