Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

martes, 8 de junio de 2010

FABIANA CANTILO PRESENTA EN LA VEREDA DEL SOL EN EL GRAN REX



“Soy más intérprete que compositora”

La cantante presenta su segunda colección de covers del rock argentino, en la que hay temas de Charly García, Gustavo Cerati, Luis Alberto Spinetta, Fito Páez, Los Pericos e Intoxicados. “A la mayoría los elegí de fan”, confiesa.




Por Luis Paz

Fabiana Cantilo sufre una elocuente fobia social. “Me asusta salir en las revistas, soy fóbica a mostrar al novio y a la abuela para vender un disco. Me asusta que algún fan se emocione conmigo, así que, imagínese”, le comenta a usted, lector, por si alguna vez se la cruza y la nota indiferente. Sin embargo, si le entra por el lado de la Internet, todo bien: “¿Si me asusta Facebook? ¡Ay, no! Estoy en mi casa, tranquila, es súper divertido, ¿por qué habría de asustarme?”. Más allá de las teorías conspirativas, explica: “Cuando termina un recital, en lo único que pienso es en irme sola a la cama, a ver tele y dormir a morir”. Y se acurruca en la silla, “cansada pero feliz” por la publicación de En la vereda del sol, su segundo volumen de covers del rock argentino, que presentará esta noche en el Gran Rex. Pero, en definitiva, se trata de un homenaje al rock que también intenta una apertura de horizontes (regional) de una cantante que, irónicamente, es cada vez más propensa a la tranquilidad del hogar.

–Los que grabó, ¿son temas que le hubiera gustado componer o que quería cantar?

–Cantar, completamente. A la mayoría los elegí de fan. Cerati, Fito, Charly, Spinetta, todos me encantan y los canto hace tiempo, siento que me quedan bien. Con mi primer grupo de pub cantaba Sui Generis, Yes, Genesis. Siempre fui más intérprete que compositora, me sale mejor, me suelto más.

En esa lógica aparecen “Cinema Verité” (García), “Tema de Pototo” (Spinetta-Molinari), “Persiana americana” (Cerati-Daffunchio) y “Brillante sobre el mic” (Páez). Pero también otros más cercanos en el tiempo: “Arrancacorazones” (Attaque 77) y “Fuego” (Intoxicados). “Tenía muchas ganas de hacer algo de Pity, lo adoro y me parece un genio.” Otros revisitados: Celeste Carballo, León Gieco, Antonio Tarragó Ros, Virus, Los Pericos, Los Abuelos de la Nada y Los Rodríguez. El resultado, por amplitud estética, se parece más a un homenaje al rock que ese primer volumen de covers pre 2000, Inconsciente colectivo (2005). “Hice pruebas de La Renga y tuve ganas de hacer a Babasónicos y a Pappo, pero me quedan mal. No podés superar lo de Adrián (Dárgelos)”, asegura.

Ya con el disco en circulación, Cantilo decidió reapropiarse de su propia música y su carrera: “No entiendo cómo nunca me sacaron afuera”, reclama. “Pero ya está, ya hablé con la compañía (Sony). No quiero un mango, voy con la guitarra a tocar a bares, pero quiero salir. No quiero plata, quiero resolver el misterio de por qué no me sacaron afuera antes.” Pero antes de la gira está el Gran Rex. “Será la mejor oportunidad para mostrar mi parte de cantautora. Hace poco que retomé el desafío de la composición y la gente aún no sabe sobre De qué se ríen o Información celeste, que es el disco mío que más me gusta.”

–En realidad no hace tanto que no publica temas propios. Hija del rigor salió a fines de 2007 y el anterior, Información celeste, allá por 2002.

–A partir de ahora van a venir más pegados. Me doy cuenta de que tengo que ser más constante en mi carrera como compositora. Recién con Hija del rigor, que fue un disco en carne viva, saqué todo, pero todo, afuera. Es otro disco mío que mostró que no soy una mujer golpeada sino una mujer que se golpea. Y también me convenció de mi talento y mi voz, me hizo segura.

Si se aguza la vista, los últimos tres discos de Cantilo recorren un camino de iluminación: del inconsciente colectivo de los golpes en forma de emociones fuertes y veloces a esa hija del rigor que siguió eligiendo el golpe, sólo que con conciencia, y ahora esta Fabiana en la vereda del sol, iluminada, que baila Sheryl Crow y Michael Jackson en su living, con su gatito, que se está armando una videoteca porque se aburrió de las discos, que aunque sabe que le gustan los problemas –y, con sacabocados, lo admite–, va saliendo de ellos y encaminándose “cada vez con más paz”.

“Cuando soy intérprete, voy y canto. Los músicos y los productores son los que buscan el sonido del tema, el estudio, los instrumentos. Yo voy, canto y les hago caso. Pero cuando compongo me meto en todo y me entrego completa”, diferencia Cantilo, que no estuvo sola en la fase dos de la faena revisionista: Gustavo Cordera y Kevin Johansen participan del disco. “Me encanta compartir tiempo con otros músicos. Sola no toco la guitarra, porque no lo hago bien. Pero si están Fito o Charly, puedo cantar horas sin aburrirme”, señala una autora a la que efectivamente no le queda mucho tiempo para el aburrimiento: hace reiki, yoga, meditación, psicoanálisis, entrena, tiene su gato, sus plantas, su casa y sus problemas. “Y me gusta todo eso”, grita cuando termina de enumerar, haciendo retumbar el lugar. Después, entra al confesionario y entrega: “Es muy importante para mí estar flaca, es una de las cosas más importantes. Tengo buen cuerpo si estoy flaca, pero cuando engordo, el culo se me pone así”, marca Fabiana con las manos, levantándose de la silla. Y la mirada se desvía por respeto.

Comentarios

FABIANA CANTILO PRESENTA EN LA VEREDA DEL SOL EN EL GRAN REX

0 comentarios: