Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

sábado, 13 de noviembre de 2010

TWISTED SISTER: “Eso tal vez haya sido un error”.



“Si Roger Waters sigue girando no hay razón para jubilarnos”

Se convirtieron en banda de sonido de los anuncios de George W. Bush después del ataque a las Torres Gemelas el 11 de setiembre de 2001. “Eso tal vez haya sido un error”, dice Ojeda.


Por Luis Paz

Luego de los ataques a las Torres Gemelas y el Pentágono del 11 de septiembre de 2001, el por entonces presidente de los Estados Unidos, George Bush, salía por cadena nacional anunciando una nueva política de destrucción con el “terrorismo diabólico”. La frase, bien gráfica, fue algo parecido a “no los aguantaremos más”. O, en inglés, “we’re not gonna take it”. Justamente, We’re Not Gonna Take It es el título de uno de los dos mayores hits de Twisted Sister (junto a I Wanna Rock), la banda de Nueva York que a fin de mes se presentará en Buenos Aires. Eddie Ojeda es el segundo vocalista y segundo guitarrista de la formación actual, a la que de todos modos llegó primero, y se acuerda bien de aquella noche del 11-S, cuando puso el noticiero y...

–¡Ahí estábamos! Bush ya había dado su discurso y los programas habían armado un informe donde sonaba de fondo We’re Not Gonna Take It. Fue muy emocionante escuchar a tu presidente hablándole a tu Nación con tu música de fondo. Sobre todo cuando nosotros crecimos en Nueva York a la sombra de las Torres Gemelas.

–Pero lo que vino después, la invasión a Irak, ¿te emocionó también?

–La guerra no es una cosa buena, nunca lo ha sido. Eso tal vez haya sido un error, pero pensá también que ser el presidente de los Estados Unidos es el trabajo más jodido del mundo. Y más en esa situación. Igual, si analizamos todos los países, de ninguno sabés por qué hace lo que hace.

En lo que a Ojeda y Twisted Sister refiere, el suyo es de los trabajos más entretenidos posibles: viajar por el mundo como una caravana de músicos en plan hard rock / glam metal, bien dotados de maquillaje, brillo y poses para el recuerdo (justamente, como las de los videos de aquellos dos hitos de su carrera). Y tampoco saben muy bien cómo es que lo hacen: “Lo llamo química. Con alguna gente tenés una buena energía y con otra no, eso es lo que nos hizo famosos”, dice Ojeda, que en su momento editó un disco solista (en el que participó un seleccionado de músicos de ese palo) y piensa en grabar una segunda obra con su nombre “cuando logre juntar a todos los invitados”.

Sobre la supervivencia en el tiempo y en el rock (algo que esta visita de Twisted Sister viene a mostrar), Ojeda dirá: “No es que las bandas de entonces fuéramos mejores, y ahora se está haciendo música genial también. Pero hubo algo especial, que no te podría explicar, que hizo que la gente tome nuestras canciones casi como himnos de estadio –bueh, canciones de cancha–. No hay otra fórmula, vos fijate que si Roger Waters sigue girando no hay razón para jubilarnos”.

Comentarios

TWISTED SISTER: “Eso tal vez haya sido un error”.

0 comentarios: