Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

viernes, 4 de marzo de 2011

RISE AGAINST: “Es una sociedad egoísta, adicta a la tecnología”.







La banda defiende la conciencia individual como forma de salvar al mundo.











Por Mario Yannoulas

Ser vegetarianos y apoyar a Barack Obama puede ser demasiado para una banda de rock, pero en Rise Against lo hacen con jactancia. Dentro del mundo multicolor del hardcore punk, los de Chicago no arremeten contra el sistema en sí (eso lo hacen otros de nombre parecido y les ha dado bastante resultado) sino que apuntan a las conciencias individuales. Plantean que el mundo tal como se lo conoce se dirige terminantemente a su final. Por eso su próximo y sexto disco de estudio, que se va a lanzar en los Estados Unidos dentro de dos semanas, se llama Endgame, algo así como “fin del juego”. El guitarrista Zach Blair explica: “Nuestra cultura y nuestra sociedad están tan mal que parece que no va a quedar nada y va a haber que empezar de cero. Hay gente tratando de sobrevivir en una sociedad egoísta, adicta a la tecnología, cuando no deberíamos ser tan dependientes de esas cosas que nunca vamos a terminar de obtener. En lo estrictamente musical, el disco terminó siendo más oscuro que los anteriores, aunque conserva lo melódico que nuestra música siempre tiene”.

—¿Ven la forma de evitar ese final desolador?

—Sí. Muchos promueven esto de ser más verdes, más cuidadosos con el medio ambiente, pero es más la cantidad de gente que habla del tema que la que realmente se compromete. Si se olvidaran de esta moda y realmente hicieran lo que dicen, ese final estaría más lejos.

—¿De qué habla la canción Make it Stop?

—La sociedad estadounidense es muy homofóbica en muchos estados. La adolescencia es una etapa difícil de por sí, pero si sos homosexual las cosas se ponen todavía más complicadas. Ahora hay una especie de fenómeno por el que a muchos chicos los golpean hasta matarlos, o se terminan suicidando por no poder soportar la presión, porque quizá tienen familias muy estrictas que les dicen que está mal lo que son. La canción busca alentarlos para que sean ellos mismos, que igual van a encontrar dónde sentirse cómodos.

—En 2004 participaron de un compilado contra Bush y en 2008 apoyaron la candidatura de Obama a la presidencia. ¿Les gusta lo hecho hasta ahora?

—No es una opinión muy popular en algunos lugares, pero sí. Tuvimos ocho años del peor presidente de nuestra historia, y es bueno que alguien quiera armar algo positivo a pesar de esa herencia. Creo que los Estados Unidos nunca tuvieron un plan nacional de salud. Se supone que somos el estándar al que todo país debería aspirar, pero en Canadá, por ejemplo, se ríen de nosotros. Es un país muy rico que pone plata en otras instituciones y no puede encargarse de cuidar a sus enfermos. Me da gracia que grupos religiosos, conservadores y afines lleguen a tildar al plan de salud de Obama de “comunismo” (risas). Creo que él fue el primer presidente en ocuparse de eso, quizás otros lo mencionaron, pero él lo está llevando adelante, y ese logro es importantísimo. El plan no es perfecto y tiene cosas por corregir, como toda la gestión, pero es un primer boceto.

—¿Es difícil ser una banda con una posición política definida dentro del mundo del rock?

—Sí, porque mucha gente quiere que la entretengan y no pensar. Nosotros no queremos deprimir sino dar una perspectiva, especialmente a los más jóvenes, algo que tal vez no tengan en el colegio o en sus familias. Tenés un micrófono, la atención de una masa de gente, ¿qué vas a hacer?, ¿hablar de fiesta, de mierda, de cuánta plata tenés, o vas a tratar de hacer algo? Estamos por la música y para pasarla bien pero, si querés, también está esta información. Al menos lo intentamos.

Comentarios

RISE AGAINST: “Es una sociedad egoísta, adicta a la tecnología”.

0 comentarios: