Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

miércoles, 20 de julio de 2011

ZAKK WYLDE Y BLACK LABEL SOCIETY PRONTO EN BUENOS AIRES.





"Lo triste es cuando se acaba la cerveza"

El guitarrista y cantante, sucesor de Randy Rhoads, tocó con Ozzy Osbourne durante 20 años y vuelve el 9 de agosto junto a Black Label Society para distorsionar el Teatro de Flores.

Por Pablo Raimondi











De película. En Rockstar tocó junto a Steel Dragon.


"Yo era un gran fan, así que fue un sueño hecho realidad, para un chico como yo, que tenía pósters de ellos en la pared. Fue una de las cosas más grandes de mi vida. De no haber sido por eso, no estaría al teléfono ahora contigo. Lo único que hice en estos últimos 30 años fue crecer y crecer”.

Esta frase, más cercana a un adolescente con devoción metálica, pertenece al eximio violero que se tuvo que calzar en 1987 las botas de Jake E. Lee (quien a su vez sucedió a dos guitarristas temporales de gira) para reemplazar al gran Randy Rhoads, quien falleció prematuramente a los 25 años luego de un accidente en un helicóptero. Zakk Wylde, un mix de rockero, vikingo y motoquero, derriba su aguerrido look con un toque de humor. “Me visto como los jugadores de bowling profesional (risas). Hago música de bowling”, dice quien volverá en plan solista (teloneó a Ozzy en River en 2008), pero esta vez el 9 de agosto en el Teatro de Flores.

Cuando el guitarrista ya tenía en mente dejar las filas de Osbourne, coqueteó de más con los Guns ‘n’ Roses (grabó algunos demos) y esto impacientó al Príncipe de las Tinieblas. “Estaba viendo si me echaba. Trabajé 20 años con ellos y quería probar con otros músicos. Y me planteó: ´O estás con ellos o conmigo. No me puedo quedar sin guitarrista a último momento´. Lo entendí y me fui. Los Guns iban y venían hasta que me dijeron que no me necesitaban. Yo tenía que trabajar, no me gustaba estar sin hacer nada. Entonces me dediqué de lleno a Black Label Society”.

Así Mr. Wylde, fanático del disco Bark At The Moon de Ozzy, mantuvo su hacha indeleble, voz aguardentosa y mechó varios matices en Order Of The Black : de la rockera Crazy Horse hasta la melodramática Darkest Days . “Para escribir me fijo en las etapas oscuras. Hablo de religión, guerra, noticias del mundo o cuando murió mi padre”.

Desde 1999, Zakk editó nueve discos con Black Label Society, el último, The Songs Remains Not The Name , que incluye versiones acústicas del reciente Order Of The Black junto a material adicional de las sesiones grabación.

Aparte de palanquear y distorsionar cuerdas como pocos, este violero de 44 años (que realizó la banda sonora de la peli Rockstar y aparece en un show junto a Steel Dragon), mata el tiempo levantando pesas, leyendo libros biográficos de sus bandas preferidas y compartiendo aventuras junto a su esposa, hijos y mascotas. Relajá Zakk, porque en Black Label Society, no parás. “Dejo la vida, pero lo amo. Estoy con el arte de tapa, merchandising, el escenario. Meto mano en todo. Es un trabajo 25x7, 366 días al año y 13 meses y 8 días (risas). Siempre hay algo para hacer”.

–Aparte de ser un violero muy bueno, sorprendiste al cantar. ¿en cuáles voces te inspirás?

–La performance de Ozzy en Sabotage (Black Sabbath) es la mejor de todos los tiempos. Me gusta Robert Plant, Neil Young, Paul Rodgers. Soy fanático del rock clásico. Me encanta Mick Jagger.

–¿En algún momento Ozzy te dijo por qué te seleccionó a vos para ser parte de su banda?

–Fue gracioso, tiempo después de tomarme, me contó que de todas las fotos que recibió de otros violeros, la mía fue la única que le impresionó. “A este tipo le debe gustar mucho Randy Rhoads”, pensó. Y la sumó a las demás.

–¿Y cuándo te conoció?

–Cuando fui a audicionar, él me vio y dijo: “Eyy, vos ya viniste”. Y le dije que no. Luego reconoció que se había confundido: “Tenés razón, a vos te conozco, sos el de la foto”. No lo pensó y me subió a bordo. Fue muy loco y un honor estar tocando con Ozzy, quien además es el padrino de mi hijo. Así que todo queda en familia.

-¿Seguís en contacto con él?

–Sí, y estuve en dos de sus shows hace poco. Gus G. es asombroso, ya es amigo. Les está yendo bien.

–¿Cuál fue tu mejor momento junto a él?

–Si tuviera que elegir alguno, diría la grabación de No More Tears .

–¿Y el peor?

–No tengo ninguno en mente, Creo que lo más triste era cuando se acababa la cerveza.

Comentarios

ZAKK WYLDE Y BLACK LABEL SOCIETY PRONTO EN BUENOS AIRES.

0 comentarios: