Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

viernes, 24 de diciembre de 2010

Si Frank Zappa no hubiera muerto... el 4 de diciembre ultimo hubiese cumplido 70 años.






Incluso existe un asteroide con su nombre pero una de las mejores frases para definirlo fue la publicada por la revista Rolling Stone: “Su genialidad excéntrica era inagotable”







ABSOLUTELY FREE. Foto de la contraportada del CD



Nadie tiene la vida comprada, y menos con cáncer de próstata. Por eso la enfermedad, sin pedirle permiso, se llevó el 4 de diciembre de 1993 a Frank Vincent Zappa, que fue músico autodidacta, guitarrista, compositor e innovador (no sólo dentro del ámbito del rock, sino del jazz, de la música de vanguardia, electrónica y hasta de la música clásica y culta, al margen de operetas satíricas, que también realizó) y que además probó el cine como realizador independiente.

De lo contrario, Frank Zappa hubiera cumplido hoy 70 años. No los cumplió porque él hubiera no existe.

Zappa que nació al igual que otra vaca sagrada, John Waters (nada más que éste del cine), en Baltimore, emigró tempranamente a la ciudad de Los Angeles, donde comenzó a hacer música tocando la batería, instrumento que luego cambio por la guitarra eléctrica.

Ahí fue donde formó la legendaria banda The Mothers of Invention. Los doctos, entre ellos José Agustín, reconocen en su álbum debut, Freak Out! (1966), el primer disco (doble) de la historia que descompuso formalmente el rock. De ahí en adelante lograría una de las más prolíficas carreras discográficas, en donde muchas veces se puede perder la cuenta de cuantos álbumes sacó en su periodo con Mothers Of Invention, como solista (incluyendo cajas antológicas) o como experimentador con otros músicos, descontando su parte “clásica”, en donde adoró por sobre todos a Edgard Varèse.

Algunos críticos y estudiosos le acreditan más de sesenta álbumes oficiales en distintos sellos. Otros dicen que ronda más de cien, tomando en cuenta recopilatorios o ediciones especiales, como la de la caja de grabaciones y experimentaciones de MGM, que consta de 10 discos, o las dos cajas de Beat The Boots con 17 discos y las tres de The Olds Masters con 20 títulos entres compactos dobles y hasta triples.

Zappólogos y masters especializados del Tianguis Cultural del Chopo apuntan que, aparte del Freak Out, los fundamentales del señor Zappa son: el Absolutely Free (1967), y el We’re Only in it for the Money, de 1968 (parodiando en la portada a los mismísimos Beatles).

Este último disco fue, por cierto, adquirido por este humilde servidor en los almacenes de Magic Chef, de Balderas y Artículo 123, en 75 pesos (precio de 1968, una ganga ya que originalmente rondaba los 200), luego de que la empleada le dijo al dueño del almacen: “Señor, quieren comprar el disco, ése que no se vende, de ése señor tan feo”.

Mención aparte merecen los excepcionales Lumpy Gravy y Cruising with Ruben & The Jets, también del 68, en donde, contradiciendo a algunos que dicen por ahí que Zappa nunca escribió canciones de amor, compuso las canciones más grasientas de amor de la historia, en un último intento desesperado por entrar a la radio estadounidense (lo que tampoco ocurrió) y el inconmensurable Hots Rats, de 1969.

Después, las opiniones se dividen en álbumes que nunca bajaron de calidad y efecto sorpresa, incluidas ediciones póstumas: más de 20 desde 1996 (descontando su discografía sinfónica, con orquestas y grupos de cámara).

Homenajes, sencillos y cine

Meterse a los homenajes que le han hecho otros artistas como Flo & Addie, Jan Luc Ponty, y la UMO Jazz Orchestra es otro mundo. Sin imaginar lo que su hijo, Dweezil, saca de cientos de cintas que dejó grabadas, aparte de tocar –como se debe— la música de su padre.

Otra mina a explotar son los discos sencillos de 45 rpm que sacó, verdaderas rarezas, entre muchos coleccionistas que pagan tremendas fortunas por los más de 20 que circulan en la red.

Sus películas y conciertos, que pasaron de noche en VHS (si los hubo), han comenzado a aparecer en DVD.

Lo que antes parecía inconseguible, copias originales de 200 Motels (donde Ringo Starr actúa como su alter ego), Baby Snakes, The Dub Room Special, Video From Hell, The Amazing Mr. Bickford, Uncle Meat y otras, de pronto comenzaron a aparecer bajo el sello del par de tibias cruzadas por la calavera.

En lo tocante a sus conciertos, circulan con calidad de origen y clonados más de 30 o 40 conciertos, siendo los más cotizados los de los Mothers Of Invention. Sin embargo sus más files devotos recomiendan oírlo como se debe: con un buen equipo de alta fidelidad stereo, ya sea en digital o en análogo.

En otros ámbitos, muchos científicos le han puesto su nombre a diversos descubrimientos, incluyendo el asteroide Zappafrank. Los premios son refrendados por publicaciones como Rolling Stone que dijo: “Zappa tocó casi todos los géneros, fuera en su aspecto roquero satírico, fusionista de jazz rock, virtuoso de la guitarra, mago de la electrónica o innovador orquestal, su genialidad excéntrica era inagotable”.

Comentarios

Si Frank Zappa no hubiera muerto... el 4 de diciembre ultimo hubiese cumplido 70 años.

0 comentarios: