Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

sábado, 13 de marzo de 2010

Franz Ferdinand llega a Bs. As.


“En Franz Ferdinand nunca hubo reglas”

El escocés Paul Thompson es la mente detrás del concepto estético de Franz Ferdinand, junto con el cantante Alex Kapranos. De hecho diseñó las tapas de los primeros discos. Además de montar sus propios DJ sets, en el pasado estudió arte, fue modelo de desnudos e hizo de coreógrafo profesional.

Por Luis Paz

El caso de Paul Thompson, baterista de Franz Ferdinand, debe ser uno de los pocos que da crédito a la numerología. Tu pregunta seguramente sea: ¿qué tiene que ver la banda que mañana volverá al Luna Park para presentar Tonight: Franz Ferdinand con las definiciones esotéricas? A priori, absolutamente nada. Pero resulta que, como nadie lo invitó a jugar a la Ouija este verano, este cronista andaba corto de experiencias paranormales, abrió un buscador y rastreó el significado del nombre del batero: Paul ¡Robert Nester! Thomson (¿a sus viejos les habrá gustado Bob Marley?)

Gentil, vivaz y amigable, asegura el test numerológico del foro Misabueso.com, que por ahora puede parecer el sitio menos confiable de la red, pero fue el primero que surgió de la búsqueda. El teléfono ya está sonando. “Hey, hola, ¿cómo estás? Disculpá la voz, me levanté muy temprano hoy”, aclara el gentil, vivaz y amigable Paul desde la pecera de un estudio de grabación, fortaleciendo lo dicho por el test. La tormenta salvaje de la tarde en la que ocurre la entrevista le suma tono místico a su saludo. “Acá andamos, pasándola bien y pensando en hacer una visita por Australia para comprar zapatos”, responde él, súper coqueto. El test dice que le gusta sentirse mirado y admirado.

–¿Qué recordás de las anteriores visitas de Franz Ferdinand a la Argentina? (telonearon a U2 en River y se cortaron solos en el Luna Park)

–¡Oh, fue absolutamente genial y loco! La gente estaba emocionada y mostraba tanto amor por nuestra música que fue muy impactante. El sonido fue increíble en el Luna Park, hace tiempo que queremos volver.

Claro, quiere volver porque le gusta sentirse admirado. No, no puede ser, habría que seguir chequeando. Podría destacar en profesiones como orador, escritor, actor, pintor, músico, humorista o estilista. Paul es la mente detrás del concepto estético de la banda, junto con el cantante Alex Kapranos, y de hecho diseñó las tapas de los primeros discos del cuarteto. “El diseñador hizo casi todo y todos opinamos, pero sí, podríamos decir que el concepto original del aspecto de los discos y los shows surge de mí.” Tal vez sea el ideólogo de que ésta, su primera gira latinoamericana, tenga una puesta en escena modesta para poder así ofrecer tickets más baratos. “Es un lugar muy común, pero sin público no somos nada y no habría sentido en ser músico. Y sin dinero, todavía podemos ser músicos. La decisión fue fácil.”

No siempre hubo dinero suficiente en Franz Ferdinand como para ir a comprar zapatos. Paul cuenta que, cada tanto, se hace el rato para seguir dándoles a los pinceles que esgrimió en sus primeros años de estudios en arte, cuando se las arreglaba para pasar gratis a los shows que ocurrían en los bares de Glasgow por falta de guita. “Más que nada soy un ilustrador que a veces tiene buenas ideas, pero lo arruino cuando intento pintar. Soy desastroso, sólo hago manchones.”

–Y, Paul, ¿por casualidad alguna vez actuaste?

–Bueno, sacando los videos de la banda, nada muy importante: cuando era más chico y estaba en la universidad fui modelo de desnudos para compañeros, si eso sirve. ¡Artísticos, eh! Necesitaba el dinero.

Muestra facilidad para dar forma a las creaciones, como propone el test, en este caso significaría que “tiene el desnudo fácil”. Thomson mostró sus tarlipes suecas para compañeros de la Glasglow School of Art. No puede ser que la numerología efectivamente funcione, pero ¿no sería mucha casualidad que un usuario del foro haya llegado a saber que Thompson estudió Bellas Artes, que es multiinstrumentista, que es un dibujante aficionado, DJ y coreógrafo (es el autor de los pasos que la banda intenta en Dark Of The Matinee y Do You Want To)? Sí, modelo de desnudos, coreógrafo y piensa en ir a comprarse zapatos.

Mientras aparece algo más, Thompson justifica aquello de ser músico y DJ a la vez, tal vez buscando el perdón de Pappo por la herejía: “Lo hago simplemente por diversión, para fiestas sponsoreadas o de amigos. Soy un fanático del buen beat, de los ritmos bailables. Pero, de todos modos, prefiero el estudio de grabación a la cabina de DJ. Aunque si me ponés la pista de baile, la verdad es que no sé cuál elegir”.

Paul entró a Franz Ferdinand como guitarrista, originalmente, pero enseguida cambió de instrumento con Nick McCarthy, que le pasó los palillos y agarró la rítmica. El test dice que es adaptable. “Lo soy, me gusta hacer cosas diferentes y disfruto de las novedades. En aquel momento, cambiamos de lugar con Nick para tratar algo nuevo, en Franz Ferdinand nunca hubo reglas y menos las había entonces. O la única regla es ¡divertirnos!”

–Acá hubo casos de violeros que pasaron a la batería y ¡siguieron siendo bateros! Parece que percutieran la viola en vez de tocarla.

–En mi caso, siempre me sentí más un baterista que un guitarrista. Pasa que me encantan los ritmos bailables, el clima de boliche, la locura de la gente bailando. ¡Es una experiencia social asombrosa!

Ama lo que está más allá de la superficie de los seres y de las cosas. Lo único que sale volando de los seres es el sudor y en los boliches hay mucho de eso. OK, tal vez sea una similitud rebuscada, pero, ¿podrías explicar esto?: Recibe aumento en las empresas que requieren de gusto artístico y destreza en la coordinación, dicen en Misabueso, y el tipo pasó de hacer bailes de tap en la piel de Artful Dodger para una recreación de Oliver! cuando era un pebete, a hacer bailar cientos de miles de chicas (¡el objetivo ulterior de Franz Ferdinand!) de todo el mundo. Si eso no es un aumento, ¿entonces qué?

Hay que seguir chequeando: Se expresa como pensador liberal.

–Paul, ¿qué decís de la actualidad política y económica de Escocia?

–(Duda)(Silencio)(Más dudas)(Más silencio) Qué pregunta curiosa...

–Solo contestá, ¿sí? Y no te preocupes. ¿Te definís como liberal?

–Mirá, la verdad es que soy un contribuyente devoto a mi país. Creo que Escocia es un gran país: las cosas están bien, la sociedad es muy ordenada y hay trabajo. Y siempre se siente como estar en casa al fin de una gira, aunque me haya mudado a Londres para estar cerca de todo.

Sí, es liberal. Y eso, por si elegir el nombre de un archiduque para tu banda no fuera algo de por sí bastante liberal. Para relajar de esta experiencia mística, mejor preguntarle cómo fueron esos años en los que cruzó a Kapranos, que según se supo esta semana querría escribir un musical sobre una fantástica idea que estuvo escondiendo todos estos años. “Es inglés, pero vivió cinco años en Escocia y ahí lo conocí”, retoma Paul. La familia Kapranos-Huntley se mudó a Glasgow en el ‘84. Para cuando Alex llegó a la universidad, ya era figurita conocida en los pubs escoceses. Allí conoció a un joven Paul, que usaba un look mucho más emo que el jopo Morrissey que adoptó últimamente. Terminaron tocando juntos en The Yummy Fur, que fue el germen de Franz Ferdinand.

En 2007, Kapranos y Thompson se reencontraron con aquella banda: The Yummy Fur se reformaba y tocaba en Nice N’ Sleasy para celebrar sus diez años de carrera, ya sin Alex en bajo ni Thompson en los parches. Aunque el buen Paul no se aguantó y subió a tocar un par de temas con ellos. Ama el honor y la familia, dice el maldito test, que ya asusta.

Paul Robert Nester Thompson tiene una naturaleza clarividente.

–¿Qué ves para el futuro de la banda?

–Dejame concentrarme. Veo un “12 de marzo” y un “Buenos Aires”.

–No, en serio, eso ya lo sabemos.

–(Risas) Ok, veo momentos de mucha felicidad para Franz Ferdinand. Estamos pasándola muy bien y como no nos vemos tan seguido en la sala, porque casi ni ensayamos, la convivencia está en el mejor punto.

–Mmm... ¿Algo más sustancioso? ¿No ves algo como un disco nuevo?

–Bueno, sí, aunque veo que primero deberíamos sentarnos y ponernos a bajar todas estas buenas ideas que tenemos en la cabeza al papel. Lo que estamos tocando es bailable, también, pero como más futurista.

–¿Te gusta lo desconocido?

–¡Qué clase de entrevista es ésta!

–Lo que pasa es que hay un sitio acá que dice que te gusta lo desconocido. Dice exactamente: Ama lo oculto, lo que es y puede ser.

–Estoy desconcertado, pero sí, me gusta conocer cosas nuevas. Por eso pienso pasar en Buenos Aires más que los tres días que estuvimos la última vez. Me quedé con ganas de pasear por la capital y, si hay tiempo, conocer un poco más del resto de la Argentina, los pueblitos.

“Hey, se nos acabó el tiempo. Fue una entrevista divertida”, agradece Paul. Recibe con humor los resultados, establece el Test.

Comentarios

Franz Ferdinand llega a Bs. As.

0 comentarios: