Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

miércoles, 1 de junio de 2011

HOT SAUCE COMMITTEE PART TWO, LO NUEVO DE LOS BEASTIE BOYS



Los abuelitos siguen rapeando

El trío de Brooklyn les saca lustre a elementos del pasado, incorpora algunos nuevos y, con un espíritu juguetón que se extrañaba, consigue su mejor disco desde Ill Communication. Lo cual, a esta altura, no deja de ser una sorpresa.





Por Roque Casciero

Hace poco más de un minuto que suena “Make Some Noise”, el tema que abre Hot Sauce Committee, y el fan suspira aliviado: ¡volvieron los mejores Beastie Boys! Más específicamente, aquellos que hicieron vibrar a un par de generaciones con discos clave como Paul’s Boutique, Check Your Head y Ill Communication, hace, uf, por lo menos quince años... En el medio, el trío de raperos blancos apenas publicó dos álbumes (Hello Nasty y To the Five Boroughs) que, sin ser malos, no estaban a la altura de los anteriores. Los motivos pueden haber sido muchos, pero, entre otros, el hip hop cambió en esos años, ni qué hablar del panorama y la industria de la música (este cronista todavía recuerda una nota en el Suplemento NO cuyo título era “MTV va de los Beastie Boys por los Backstreet Boys”), y seguramente también los intereses de Mike D, MCA y Ad Rock. Es que, como joden en “Too Many Rappers”, “el abuelito está rapeando desde 1983”. Pero a estos “grandpas” se los ve mejor ahora que en la última visita a Buenos Aires, como si la decisión de recuperar varios elementos del pasado glorioso hubiera desembocado, mágicamente, en una revitalización de la genial dinámica entre los tres. Y también, claro está, en la sorpresa de que aquella coctelera multicultural de la que emergieron todavía tenga tragos sabrosos para entregar.

“Make Some Noise”, entonces: a hacer un poco de ruido, del viejo ruido de los Beastie Boys. Incluso con un juego de palabras para citar al hit primigenio “Fight for your Rights”, mientras la melodía explota desde un sintetizador vintage y hasta hace su reaparición triunfal el cencerro. Enseguida, “Nonstop Disco Powerpack”, como para establecer que el hip hop de la vieja escuela (un ritmo, una línea de bajo y tres tipos rapeando arriba) aún puede ser el vehículo para que el flow lleve al éxtasis. Y así sigue Hot Sauce..., entre climas sobrecargados que recuerdan a “Sure Shot” o “Sabotage” (“Say It”, “Long Burn the Fire”, “Here’s a Little Something For Ya”), con una inflamable mezcla entre sampleos e instrumentación tocada, y hasta algo del hardcore con el que nacieron los Beastie Boys (“Lee Majors Come Again”). Pero, vaya milagro, con una frescura y una enjundia que casi convence al desprevenido de que está escuchándolos por primera vez. Estos tipos deben haber reencontrado alguna fórmula alquímica, porque el efecto que provoca el disco no parece ser sólo por la necesidad de volver a ellos...

Hay, también, un track instrumental, o casi: un vocoder llevado al límite deja escuchar la frase “we can make it happen” (nosotros podemos hacerlo). No deja de tener sentido, porque el título del tema es “Multilateral Nuclear Disarmament”. Eso sí, hace pensar más en unos Daft Punk con batería acústica que en el lounge latino que el trío solía pulir (y tan bien) en el pasado. Tal vez lo más sorprendente sea “Don’t Play No Game That I Can’t Win”, en el que la inquieta Santigold –evidente heredera del melting pot de ideas y culturas de los Beasties– aporta aromas de dub y dancehall, además de su versátil garganta. Con elementos del pasado a los que el lustre hace brillar como recién salidos de fábrica, ciertas “innovaciones” y, especialmente, con el espíritu más juguetón que hayan tenido en mucho tiempo, estos Beastie Boys, maduritos y todo, cocinan la salsa más picante que un comité decente pueda aprobar hoy en día para el consumo humano.

Comentarios

HOT SAUCE COMMITTEE PART TWO, LO NUEVO DE LOS BEASTIE BOYS

0 comentarios: