Apoya mis publicaciones con un ME GUSTA!

jueves, 6 de octubre de 2011

GEORGE HARRISON EL BEATLE MAS TRANQUILO.


AL NATURAL. George Harrison contribuyó a restaurar los jardines de su gran propiedad, Friar Park.



De los cuatro integrantes de los Beatles, George Harrison fue quien menos esfuerzos hizo por ser una figura pública. Además, no le importaba cómo lo vería la posteridad.

POR DAVE ITZKOFF - The New York Times 

   
"Cuando le preguntaban cómo le gustaría que se lo recordara, decía: `No me importa; no me importa si me recuerdan’", declaró Olivia Harrison, que se casó con él en 1978 y lo acompañó hasta la muerte en 2001. "Estoy convencida de que eso era lo que pensaba, no con sarcasmo, sino en el sentido de por qué tienen que recordarnos.

¿Qué importancia tiene?" Sin embargo, Harrison preservó casi todo lo que experimentó, ya se tratara de grabar su primera clase de cítara con Ravi Shankar o de conservar valijas llenas de viajes al exterior que guardaba como cápsulas del tiempo.

Esos muchos aspectos de Harrison ­el artista y el archivista, el místico y el misterioso- pueden verse en un nuevo documental, "George Harrison: Living in the Material World", que dirigió Martin Scorsese y HBO transmitirá en dos partes en los Estados Unidos el 5 y 6 de octubre.

Es la primera película que se centra en Harrison, el llamado Beatle tranquilo, y la primera en que Scorsese, cuya serie de documentales sobre rock poco a poco comienza a rivalizar con su famoso grupo de películas de ficción, se dedica a los Beatles.

El documental, que dura tres horas y media, sería digno de atención aunque sólo fuera por la magnitud del material que usa para contar la historia de Harrison, lo que comprende material inédito que guardaba en Friar Park, su propiedad de Henley-on-Thames, Inglaterra, y nuevas entrevistas a compañeros de banda, colegas y seres queridos como Eric Clapton, Tom Petty y Dhani Harrison, el hijo de George y Olivia.

En cuanto a Scorsese, el proyecto le permitió sumergirse en la vida de otro artista que, como él, nunca dejó de estar en actividad.

Los temas de Harrison "no eran los típicos temas de rock con base de blues, sino que tenían una estructura y un contenido diferentes", escribió Scorsese en respuestas a preguntas que se le mandaron por e-mail. "Como persona, siempre parecía estar cambiando y pasando de un profundo interés a otro, ya se tratara de la música, la meditación, el cine o la restauración de los jardines de Friar Park".

Para Olivia Harrison, que tiene sesenta y tres años y es productora de la película, se trata de una exposición pública de la vida de su esposo, así como de la propia, algo que tardó varios años en aceptar.

"Casi no quiero que la gente la vea", dijo. "Es como permitir que todos entren al más privado de los lugares".

A la pregunta de si sabía que un documental sobre su esposo exigiría sin duda que volviera a contarse la historia de "Layla", la balada de deseo de Clapton sobre Pattie Boyd, la primera esposa de Harrison (que luego se casó con Clapton), Olivia Harrison se colocó con calma las manos sobre los oídos y empezó a cantar: "La la la la la." "Si va a haber una película sobre George, entonces lo más importante es que se represente su esencia, y eso fue lo que hizo Marty", dijo luego. "Y sé que es fiel a la verdad porque me estremece".

Meses después de que Harrison muriera de cáncer a los cincuenta y ocho años, dijo su esposa, ella empezó a recibir pedidos de compañías productoras que querían hacer una película sobre su vida.

En 2005 vio el documental de Scorsese "No Direction Home: Bob Dylan", y pensó que había encontrado al director que podría contar la historia de Harrison.

En el documental, Paul McCartney analiza una relación de trabajo con Harrison que no siempre era una sociedad entre pares y que en ocasiones podría ser discutible, mientras que Ringo Starr, un eterno bromista, se emociona y hasta vierte algunas lágrimas. Petty recuerda una vez en que Harrison, que tocó con él en Traveling Wilburys, apareció en su casa con gran cantidad de ukeleles.

Petty dijo que hablar sobre Harrison ante la cámara fue un desafío inesperado. "Uno no quiere que alguien como George quede encerrado en una caja, ya que era una persona que abarcaba mucho", declaró.

En la película, Olivia Harrison habla de un incidente de 1999 en que un hombre irrumpió en la casa de ambos y apuñaló a su esposo una y otra vez antes de que el instinto de autopreservación de la pacífica pareja despertara y entre los dos sometieran al intruso.

"No pensé que ese fuera un momento clave de la vida de George", dijo Olivia, "pero la verdad es que de eso surgió algo muy profundo, y esa fue la razón para hablar de ello".

Lo que llevó a Scorsese a hacer una película sobre Harrison fue un encuentro con Olivia en que ella le mostró una carta que Harrison le había escrito a la madre cuando tenía veintitantos años.

"Le decía que sabía que la vida y la existencia eran más que la riqueza y la fama", señaló Scorsese.

"Era una persona que me interesaba llegar a conocer mejor".

Comentarios

GEORGE HARRISON EL BEATLE MAS TRANQUILO.

0 comentarios: